Descubrí al Dr. Casado hace unos meses por un artículo en El País de Rosa. Un médico de familia que trabaja en un centro de salud en Madrid, que había empezado a utilizar Twitter y otras herramientas de Internet para ampliar la comunicación con sus pacientes.

Recientemente ha participado en un congreso y realizó la siguiente presentación contando como usa las herramientas online. Es cortito y tiene audio, no os lo perdáis:

Me parece un ejemplo precioso de cómo hacer pequeñas cosas y desde abajo proporciona resultados tangibles, prácticos, honestos, eficientes… al tiempo que son pruebas de concepto sin apenas coste que pueden servir para trazar planes más amplíos. Un ejemplo de reality hacking en toda regla.

También me resulta admirable y muy esperanzador que una persona dentro de la administración (de la que siempre nos estamos quejando) tome la iniciativa y de forma personal empiece a hacer aquellas cosas que él piensa que tiene que hacer y que son útiles para las personas a las que sirve.

Esta es la actitud que todos deberíamos tener. En empresas públicas y privadas. Hacer nuestro trabajo lo mejor posible, tomar la iniciativa y dejar de quejarnos de nuestros jefes y de todo lo quejable y de estar quietos y ser pasivos.

Sirva este post como aplauso público al Dr. Casado.

Taller/barcamp sobre iPhone/iPad apps

¿Alguien se anima a participar en un taller/barcamp sobre iPhone/iPad apps? Personalmente me han entrado unas ganas tremendas de hacer cosas para el iPad después de haberlo estado utilizando, y que mejor manera de acelerar la introducción que juntarse unos cuantos para hablar y aprender del tema. Puede ser un taller si alguien se ofrece a darlo, o si hay varias personas que se apunten a compartir cosas que controlen, algo más en plan rollo barcamp que podamos hacer durante una mañana de sábado con 3 o 4 sesiones (o una tarde de viernes, y luego cañas).

Los temas que personalmente me gustaría ver cubiertos: por una parte introducción técnica, más o menos cañera, y por otra temas más de HCI/experiencia de usuario. Es decir, que no sea algo solo para desarrolladores o diseñadores, sino algo para esa extraña especie que tiene un pie en cada terreno.

También se podría proyectar y comentar algo como Objective-c for Rubyists.

¿Quién se apunta?

Muchas webs en las que la actividad del usuario ocupa un lugar central ponen en marcha sistemas de karma: indicadores de la reputación del usuario dentro de la comunidad.

¿Cómo se construye?

El karma se construye observando la actividad del usuario dentro del site: la cantidad de veces que realiza una acción (o que se deja de realizar) y el tipo de acción realizada. Por ejemplo, el karma de un usuario sumará puntos si: se loguea de forma periódica en la comunidad; si vota o comenta en el contenido de otros; si él mismo crea contenido (en este caso probablemente recibirá más puntos que simplemente por comentar). Por el contrario, si no visita el site o vota o crea contenido durante un periodo de tiempo determinado, su karma disminuirá progresivamente.

¿Para qué sirve?

Con estos datos tenemos un ránking de usuarios: podemos mostrar quiénes son los “mejores” o más activos usuarios de nuestra comunidad. Esto tiene dos usos principales: qué ellos mismos sepan qué posición ocupan respecto a los demás (“soy el usuario #1 en mi site”, “esta semana he perdido la primera posición, tengo que esforzarme!”) y qué los administradores del site sepan quiénes son los usuarios más activos y fieles, y por tanto en los que se puede confiar para asignarles determinadas tareas o privilegios.

Objetivos de un sistema de karma

  • Incrementar la participación de los usuarios: Crear un ránking de usuarios puede -presumiblemente- hacer que los usuarios compitan entre ellos para aparecer en esa lista. Esta competición implica actividad en el site, lo que beneficia a ambos: al usuario porque aparecerá en la lista y al site porque ve como se incrementa la actividad. El usuario también se hará más fiel, porque volverá al site a comprobar su posición en el ránking o sus puntos de reputación o karma. Algunos sites restan puntos si no se realiza actividad de forma periódica, lo que incide en la recurrencia. Seguro que está estudiado sesudamente por algún sociólogo, pero estar puntuados y en listas nos mola y nos mola estar arriba, se trata de lo que se trate.

    Por otro lado menos competitivo se pueden asignar puntos a la actividad del usuario sin necesidad de hacer listas (que a veces son feas y no molan). Disponer de una puntuación personal también incidirá en la percepción del usuario sobre el site, ya que considerará que se tiene en cuenta su actividad y sabrá que volviendo sus puntos incrementarán (nos gusta incrementar, aunque muchas veces no sepamos para qué)

  • Promocionar usuarios: Saber quiénes son nuestros usuarios más activos nos permitirá promocionarlos, destacarlos, para que nuevos usuarios tengan referentes (modelos mentales de comportamiento dentro de nuestro site) y usuarios que generan actividad que nos interesa seguir.
  • Índices de reputación: Saber qué usuarios hacen qué cosas dentro de nuestro site nos sirve para poder confiar en ellos. Por ejemplo, en un sitio de preguntas y respuestas, si un usuario denuncia una pregunta como no válida y sabemos que las que ha denunciado en el pasado han estado bien denunciadas, en esta nueva ocasión sabemos que nos podemos fiar.

Algunos ejemplos de sistemas de karma/reputación en acción:

  • imagen-15.png lo largo de pocos días… También existe el título de “Major” de un lugar, que puedes perder si otra persona hace más check-ins que tu a ese sitio…

    Están empezando y es de esperar que las badges se conviertan en beneficios tangibles en el futuro, pero por el momento consiguen que la gente se acuerde de usar la aplicación y se pique a la hora de conseguir sus medallas.

    Otro sitio que hace uso de este tipo de medallas es Hunch, aunque lo lleva hasta un extremo que no se cómo calificar (echadle un vistazo a este usuario, por ejemplo)

  • imagen-16.png 11870 refleja qué usuario ha sido el primero en guardarse un sitio. De esta forma se está reconociendo a los usuarios, y estos tienen el incentivo de guardar sitios para que aparezcan reseñados en las fichas como los descubridores de los mismos.
  • Mahalo, un buscador con resultados editados a mano, que incluye una sección de preguntas y respuestas, tiene un sistema de puntos descrito detalladamente en sus páginas de ayuda. Puedes ganar puntos por hacer login, por contestar una pregunta, por votar por la mejor respuesta, si una respuesta tuya es seleccionada como la mejor, por ver muchas páginas en un mismo día… Al mismo tiempo tienen un sistema de “cinturones”: a medida que vas acumulando puntos vas ganando nuevos cinturones, y estar en estos nuevos niveles te permite realizar más actividades en el site y por tanto conseguir más puntos.

    Hay quien considera que exponer de forma tan abierta el funcionamiento del sistema no es recomendable ya que es fácil jugar a engañarlo: aunque es obvio que si está bien diseñado, el que la gente sepa qué tiene que hacer para avanzar incrementará esa velocidad.

  • imagen-17.pngeBay tiene un sistema de feedback que permite a cada comprador valorar la transacción realizada; de esta forma el vendedor tiene un perfil de la calidad de todas sus transacciones, en la que se valora la calidad general de la transacción con un positivo o un negativo, y aparte aspectos concretos (la comunicación, si el producto estaba en el estado descrito, el tiempo de envío…). En la Ayuda de eBay describen el funcionamiento del sistema.
  • imagen-19.pngAskaro es “un sitio hiperlocal para resolver necesidades e intercambiar información en el ámbito más cercano: el barrio, vecindario o lugar de trabajo”. Como ellos mismos explican: “El número de votos y respuestas marcadas como “Mejor respuesta” influyen en la puntuación de reputación de una persona, una cifra queindica cuán fiables y útiles han sido sus respuestas para el resto de usuarios del sitio. Las personas con la reputación más alta en una ciudad aparecen en la página de Heroes de Barrio“.
  • Yahoo Answers utiliza la reputación de sus usuario para que los usuarios más “fiables” colaboren en la moderación del contenido. En esta presentación explican los diferentes mecanismos y reglas que utilizan. Parte del equipo de Yahoo Answers está escribiendo un libro al respecto (el borrador lo están escribiendo en la web y lo puedes consultar): Building Web Reputation Systems.
  • Meneame tiene en cuenta la reputación de sus usuarios a la hora de dar más o menos peso a un voto. Ellos también hacen explícitas las reglas utilizadas para calcular el karma, y los propios usuarios escriben consejos sobre cómo aumentar el karma.

Otros sitios con sistemas de reputación son Slashdot / Barrapunto, StackOverflow, Reddit, Advogato… Aunque estos sitios son técnicos y en ocasiones sus algoritmos para calcular la reputación o sus representaciones son demasiado nerds (gracias a JJ Merelo y Candeira por sus sugerencias)

¿Qué otros sistemas de reputación o usos del karma conocéis y os resultan reseñables?

La irracionalidad de los usuarios

Son curiosas las agresivas reacciones de los usuarios cuando se enteran de que su servicio favorito pasa a ser de pago. Hoy le toca a Last.fm.

Sería bonito investigar sobre las relaciones entre usuarios y servicios. No solo cuando ocurre algo como lo de Last.fm, si no en general sobre la percepción que tienen las personas sobre las obligaciones y deberes que una empresa adquiere con sus usuarios, incluso cuando el servicio es totalmente gratuito.

Ideas a vuela pluma…

  • Aunque el servicio sea gratuito, los usuarios sienten que tienen el derecho a exigir como si estuviesen pagando una fortuna. No entro a valorar esta postura, pero es indudable que hay muchos usuarios que piensan de este modo. Moralmente podemos estar de acuerdo en que un proveedor debe esforzarse al máximo, pero en cualquier caso quien rige la relación son las condiciones de uso que los usuarios siempre ignoran y donde los proveedores se cuidan de establecer las condiciones que les parecen asumibles.
  • Los usuarios parecen olvidarse de que mantener un servicio exige una cantidad de dinero considerable (o simplemente lo ignoran). Si los ingresos actuales no dan para pagar las nóminas (o las exigencias de retorno de los inversores), ¿cómo se va a seguir prestando el servicio? ¿Por amor al arte?
  • Si no estás de acuerdo con la ética del funciomaniento de un negocio (que alguien obtenga ingresos para pagar nóminas y obtener beneficios), por qué lo usas, ¿incluso cuando es gratuito?

A esto hay que sumar la II Ley del Feedback, claro…

La conclusión es que los usuarios somos desagradecidos, inconsecuentes con nuestros principios y exigentes aún cuando el contrato firmado no nos asiste.

Irracionalidad pura.

Bienvenidos al maravilloso mundo de los servicios gratuitos en Internet.

37 Signals está produciendo videos con testimonios de clientes que usan sus productos. Una estupenda herramienta de comunicación que genera una implicación emocional mucho más alta que un texto adornado con imágenes. Han hospedado los videos en Vimeo, un site con el que sin duda comparten buen gusto en cuanto al diseño y experiencia de usuario.

Pero van a retirar los videos de Vimeo. No porque ellos quieran, sino porque se lo han pedido. Vimeo es muy claro con sus condiciones de uso: el site es para uso personal, solo puedes subir videos que hayas creado tu mismo, y nada de videos comerciales de cualquier índole, ni videos que hayas visto por ahí y que te hayan parecido graciosos, ni videos para los que tengas derechos o que sean de dominio público.

Sus community guidelines son toda una declaración de principios, de lo que son y a dónde quieren ir.

Sería fácil transigir en el caso de 37 Signals: son una empresa modelo (y más en este contexto del mundo del desarrollo web, con el que los propios creadores de Vimeo seguro que se sienten muy identificados), no son una multinacional, sus videos son de calidad y presentan un producto muy amigable y cercano… y lo más importante, claro: están perdiendo un cliente de pago y una posibilidad de promoción bastante considerable. Y sin embargo Vimeo se mantiene firme sin traicionar sus “principios”.

***

Vimeo tiene un site esplendidamente diseñado: la arquitectura de información, la interacción, el aspecto visual… y un buen contenido. En mi opinión, quien lo conoce lo percibe como un site de una calidad tremenda. Un sitio donde querer estar. Una marca que la asocias con creatividad, independencia, cosas bonitas… (esto es díficil de explicar pero quien lo use creo que lo entenderá). Y que te invita a añadir (y crear) tus videos como otros sites no lo hacen.

Mientras los aspectos de producción si que los pueden controlar unilateralmente, el contenido es un elemento sobre el que apenas tienen ningún control. Entonces, ¿cómo han conseguido que todo el mundo suba un contenido muy alineado con el espíritu del site, integrándose perfectamente con el resto de elementos de diseño?

imagen-12.png Haciendo de las condiciones de uso del site un elemento de diseño más. Definiendo de forma concreta el tipo de contenido que aceptan, alineado con la finalidad que se han propuesto al crear el site, establecen un filtro que condiciona enormemente (solo hay que ver los resultados) la calidad del conjunto y el espíritu general que respira el site.

Si a eso le añades una gotitas de “imitación” (casi todas las cosas que hacemos son fruto de imitar algo que nos gusta) tienes una vibrante y sana comunidad en marcha (en realidad nadie tiene que añadir esas gotitas, es algo que está ahí).

Y ser muy estricto de forma constante con el contenido que te va llegando, claro. Lo que implica quitar videos como los de 37 Signals, algo que a priori casi nadie se atrevería a hacer.

Este caso es un perfecto ejemplo de como limitar y centrar las intenciones es altamente beneficioso: si aceptasen cualquier tipo de contenido serían un YouTube más, no sentirías nada especial hacia el site, y ellos no se diferenciarían. Prescindiendo de pan para hoy están creando un banquete para mañana en forma de una comunidad creativa y de calidad.

Plaf.com

Plaf.com es un registro colaborativo del precio de las cosas. Alguien la definió como un “IPC popular”.

Desde un menú del día al ADSL, a lo que te gastas en libros o en ir al cine, a lo que ganas o el aumento de tu sueldo. Cada usuario responde de forma muy sencilla a cuánto le cuesta determinado servicio, y de forma agregada podemos ver el precio medio del servicio en cuestión, pudiendo filtrar por provincia y otros criterios.

Creo que es una idea con un potencial tremendo a medida que se vaya disponiendo de un número alto de reportes. La API, que todavía no existe pero que ya crearán, dará lugar a experimentos geniales. Seguro.

Una idea de César Martín y Juan Domínguez.

Servicios personales para gestionar CVs

Escenario: trabajo en, por, para, (y a veces contra :) una PYME y llega el feliz día en el que hay que incorporar a alguien más al equipo. Hay que ponerse a buscar.

Empiezas por echar mano de los servicios consolidados, las bolsas de empleo más “tradicionales”: Infojobs y sus seguidores. Te molestas en darte de alta, publicar la oferta, pagarla, y te sientas en tu cómoda butaca a ver como llegan interesantísimos CVs.

Aquí suelen ocurrir dos cosas:

  • has planteado tu oferta de forma muy genérica y llegan muchos, demasiados CVs. Entonces cierras un poco más la oferta e incluso pones algunas preguntas filtro (y te pasa como a mí, que pones varias respuestas, todas incorrectas, y solo un candidato de más de diez se atreven a escribir diciendo “todas las respuestas son incorrectas”)
  • has planteado tu oferta de forma realista (o es que necesitas a alguien muy específico), y no llega ni un solo CV

Por el camino, como ves que no llegarás muy lejos con esta metodología (no dudo que habrá a quien le sirva, a mi solo me ha servido con resultados satisfactorios un 10-15% de la veces que hemos contratado a alguien), empiezas a probar otras formas:

Piensas en personas de tu entorno que podrían conocer a alguien que se ajuste al perfil y mandas algún email; publicas la oferta en tu blog; lo mandas a sitios acordes al target (Barrapunto si buscas programadores, por ejemplo); twitteas que buscas a alguien...

Y el método supremo: esperas a que se produzca una conexión inesperada (es una espera activa, claro está, pero el componente de casualidad tiene muchísimo peso, unido a las conexiones sociales-personales).

Para muestra un botón: justo esta tarde hemos contratado a una persona que es la hermana de una amiga de la hermana de la novia de una persona de la oficina (si, hay varios hermanos en la ecuación, no es un error de transcripción). No son cuántos grados son estos, me pierdo contando…

En mi caso todo esto suele ser lo que mejor funciona: conexiones personales y casualidades.

Pero todo esto provoca una ineficiencia en la gestión de estos perfiles. Hay CVs que te llegan a una cuenta de correo, otros a otra, otros te llegan por Skype, otros son una URL a un perfil online… No me dedico a RRHH pero me vendría estupendamente tener ordenaditos todos los CVs que he ido manoseando con los años.

Creo que hay espacio para una nueva categoría de producto: un sistema para hacer una gestión personal de los CVs. No desde el punto de vista de los RRHH tradicionales de una empresa, en la que todo bascula en los ejes empresa-oferta-candidato, sino desde un punto de vista personal, en el que yo conozco a una persona (puedo ser yo mismo) que necesita un perfil determinado. O yo conozco a gente que sabe hacer ciertas cosas, cosas que en un momento dado pueden ser de utilidad para gente que conozco.

No se trata de que todos nos convirtamos en mini-gestores de recursos humanos, sino de disponer de una herramienta que facilite y potencie esas dos cosas que tan bien funcionen: las conexiones personales y las causalidades.

¿Cómo? Buena pregunta. Pero me imagino una capa de funcionalidad encima de Facebook que permita circular este tipo de información, o un cruce de LinkedIn con todo lo social que nos da Facebook.

Además, incidiendo en lo social, esta herramienta también tendría una sección de reviews sobre empresas. Un 11870 o un Ciao con opiniones sobre empresas, pero desde el punto de vista de trabajar para una empresa. Se hablaría de lo agradable o no de trabajar allí, la calidad de los jefes y compañeros, el tipo de trabajo, los proyectos…

Y como una cosa así en plan abierto sería una locura y un descontrol, de nuevo añadimos la capa de amistad y la identidad como mecanismo para el autocontrol: tú solo verías las opiniones que dejen tus amigos (y un segundo grado, tal vez). Si todas las opiniones van firmadas, y si son tus amigos quienes van a leerlas, te preocuparás de dar comentarios con valor y comedidos.

Creo que una cosa así acabará por llegar… ¿Alguien se viene a Long Bets a apostar para dentro de 10 años?

Vi.vu

Vi.vu es una red social de salud. Pretende socializar en red toda la información en torno a nuestra salud personal: los médicos a los que recurrimos, los recomendados, los no-recomendados, consejos, etc. Es una gran idea.

Una presentación de Vi.vu por parte de sus integrantes:


Vivu en Globoeconomía from dnx on Vimeo.

Blip.fm

Blip.fm implementa una idea que estaba latente en algún lugar de mi mente y que se resistía a ser verbalizada. La idea es muy simple: un twitter donde poder ir reflejando canciones concretas. Y lo de siempre: vas haciendo amiguitos y puedes escuchar todo lo que han blipeado.

Lo que ha sido Twitter a los blogs, Blip.fm lo es a Last.fm.

Last.fm te permite conectarte a la emisora de algún amigo para escuchar cosas que le gustan. O escuchar una emisora en base a tus gustos. Todo a granel. Es una buena manera de descubrir cosas nuevas, o escuchar un poco de música cuando tu iTunes está más seco que la mojama y tú, agotadísimo mentalmente de seleccionar en ese pozo que sabes agotado.

(otro día hablamos de la relación amor odio con nuestros iTunes, o nuestras colecciones de discos estándar, de esos momentos en los que no sabes que poner y parece que la relación se tambalea, como cuando estás con un amigo con el que ya no hay feeling y los dos lo sabéis)

Al final el volumen de información que te proporciona Last.fm por abundante se vuelve inútil. No porque no tenga valor, si no porque es tanto que no se puede manejar.

Blip.fm mola porque puedes hacer broadcast a tus amigos de esa canción que te ha venido a la mente en este preciso instante y que por esas esotéricas leyes de la sociabilidad te mueres compartir con tus semejantes. Y puedes hacerlo aquí y ahora. La blipeas y ya está disponible para ser escuchada.

Ni tienes que mandarle un MP3 por correo a alguien
, decirle que la busque en el Soulseek, o enviar un enlace a alguna versión online. La blipeas, y se integrará automaticamente en el flujo de consumo online de tus amigos. Sin que ni tu ni ellos tengáis que cambiar de interfaz, interrumpir tareas o desarrollar alguna tarea extra (ej. recibir un pesado correo con un adjunto, hacer doble click, que se abra un reproductor, luego que donde guardo la canción… etc)

El concepto de tuitear canciones con el audio incluido es genial, pero creo que todavía se podría mejorar la interacción con el sistema. Para blipear actualmente tienes que ir a la web de Blip.fm y allí hacer una búsqueda de la canción; puede que esté en el sistema o no. Si no está, puedes ir a un sitio un tanto escondido (en settings > upload) para subir una canción de tu disco duro. Que sea tuya, claro.

Lo ideal sería tener un botón blipea-blipea en mi reproductor.

Nos escuchamos por allí.

(Además, son unos cachondos. Extraido de su blog: “For some reason it seems like all of our new features go out on Fridays. Generally, that’s not a good idea because there’s nobody around on weekends to fix any bugs that we didn’t find in our “Agile, eXtreme Programming” development cycle (read: we spent 20min looking for bugs)”

El otro día paseando por ahí me vino a la mente una idea sobre un cacharro web relacionado con temas periodisticos. No se si el hecho de estar en América (aunque en otra América) descongeló parte de las ideas de aquel proyecto del 2001 en el que pude echar una mano. Trazar el origen de las ideas es complicado pero algunas influencias son obvias, aunque acabes dándote cuenta luego.

(Otro detonante fueron las respuestas a la pregunta de si la investigación es cara)

Al grano: el tema sería un mercado de periodismo de investigación (ese periodismo del que carecemos por completo y que es una de las esencias del periodismo). Sencillo:

Por un lado, cualquier persona puede proponer un tema para que sea investigado. Cualquiera puede ver los temas propuestos y aportar una pequeña donación al que le interese, de modo que entre todos los interesados en realizar ese reportaje, lo financian.

Un periodista -freelance, o no- asume el desarrollo del reportaje correspondiente, y cuando lo tiene listo lo publica. El contenido podrá ser abierto o cerrado. Cerrado implica que quien lo quiera consultar debe hacer un pago. En un contexto de información/denuncia probablemente no tenga sentido el hacerlo cerrado, pero como plataforma este sistema se podría utilizar para desarrollar informes sectoriales, por ejemplo.

Un mercado como este, si cuajase:

  • Generaría información de investigación que es necesaria para equilibrar poderes y aportar transparencia, y que ahora mismo no se desarrolla en ningún sitio. Probablemente porque a los medios establecidos no les interesa lo más mínimo
  • Se desarrollarían temas más diversos de los que nos ofrecen los medios actuales, pudiendo ir más allá de sus agendas.
  • Se crearía un mercado de trabajo de calidad para periodistas que quieran hacer cosas más allá que redactar noticias ultrabásicas (Logicamente, algo sí no aspira a dar un trabajo maravilloso a todos los periodistas del mundo, pero un mercado podría tener un efecto red muy interesante)

A todo esto, vuelvo a Madrid, y en el blog de 233 Grados me encuentro una referencia a algo casi exactamente igual: Spot.us (uno de los ganadores del Knight News Challenge).

Me alegro de encontrar algo así, ya que eso demuestra que la idea no era tan descabellada :)

Spot.us se está lanzando en estos momentos y es una delicia poder ver el proceso: han empezado con un wiki super básico y tienen en marcha tres reportajes para los que han conseguido las primeras donaciones. Al mismo tiempo están diseñando el site: el hecho de poner en marcha una beta del proceso antes de diseñar el site es estupendo porque les dará muchísimas pistas sobre el producto web que tienen que hacer.

En las condiciones del premio está el que el proyecto se reduzca a un area geográfica concreta, por lo que el ámbito de influencia es San Francisco. Lo cual creo que también les ayudará a centrarse y que el proyecto cuaje con más facilidad.