Plaf.com

Plaf.com es un registro colaborativo del precio de las cosas. Alguien la definió como un “IPC popular”.

Desde un menú del día al ADSL, a lo que te gastas en libros o en ir al cine, a lo que ganas o el aumento de tu sueldo. Cada usuario responde de forma muy sencilla a cuánto le cuesta determinado servicio, y de forma agregada podemos ver el precio medio del servicio en cuestión, pudiendo filtrar por provincia y otros criterios.

Creo que es una idea con un potencial tremendo a medida que se vaya disponiendo de un número alto de reportes. La API, que todavía no existe pero que ya crearán, dará lugar a experimentos geniales. Seguro.

Una idea de César Martín y Juan Domínguez.

Por estos días se cumplen 20 años de la invención de la web y el HTTP por Tim Berners-Lee. Siempre me gusta contar la batallita : TBL estaba en el CERN y estaba harto de no disponer de un listín telefónico unificado: cada persona llegaba desde un lugar del mundo con su propio sistema informático, incompatible entre ellos. Y eso le obligaba a dar largos paseos por el gigantesco lugar cada vez que quería hablar con alguien.

Pensó que sería ideal que independientemente del sistema, cada máquina pudiese compartir documentos con las demás. Le presentó una propuesta de proyecto a su jefe y éste le dejó que trabajase en ello como un side-project.

El resto, como suele decirse, es historia.

La batallita la cuenta el propio Tim en Weaving The Web, un libro que escribió hace 10 años contando la historia de la web. Hasta ese momento, 1999, se había desarrollado la primera parte de su sueño. La segunda parte era la web semántica, via RDF, que se tenía que empezar a desarrollar a partir de ese momento.

Hoy he visto, hace poco en el que hace una recapitulación de estos 20 años, mirando hacia delante (son 20 minutos de video, pero lo recomiendo encarecidamente).

Si os fijáis no habla ni usa sola vez de RDF, y creo que tampoco cita “web semántica” (me parece acertado el no hacerlo, dado lo manoseado de la cuestión), pero insiste en los mismos conceptos. Reclama datos, más allá de documentos, que puedan ser tratados para que se puedan crear conexiones.

Raw Data Now.

¿Nos hacemos una camiseta?

Emocionante.

No tenemos RDF (era díficil); pero tenemos APIs. Geeks encargados de construir servicios en Internet han demostrado el tipo de cosas que se pueden hacer con datos libres y accesibles. La segunda parte del sueño.

Ahora solo queda -¡casi nada!- que los dueños de estos datos los liberen, vía APIs o formatos máquino-leibles, para su reutilización y reconexiones (los dueños de datos valiosos: poder acceder programaticamente a las fotos de la borrachera del fin de semana está bien, pero hay vida más allá :)

¿Y quienes son? La Wikipedia; los gobiernos; los institutos de estadística; las empresas… Repasaré fuentes y usos en el próximo capítulo.

Servicios personales para gestionar CVs

Escenario: trabajo en, por, para, (y a veces contra :) una PYME y llega el feliz día en el que hay que incorporar a alguien más al equipo. Hay que ponerse a buscar.

Empiezas por echar mano de los servicios consolidados, las bolsas de empleo más “tradicionales”: Infojobs y sus seguidores. Te molestas en darte de alta, publicar la oferta, pagarla, y te sientas en tu cómoda butaca a ver como llegan interesantísimos CVs.

Aquí suelen ocurrir dos cosas:

  • has planteado tu oferta de forma muy genérica y llegan muchos, demasiados CVs. Entonces cierras un poco más la oferta e incluso pones algunas preguntas filtro (y te pasa como a mí, que pones varias respuestas, todas incorrectas, y solo un candidato de más de diez se atreven a escribir diciendo “todas las respuestas son incorrectas”)
  • has planteado tu oferta de forma realista (o es que necesitas a alguien muy específico), y no llega ni un solo CV

Por el camino, como ves que no llegarás muy lejos con esta metodología (no dudo que habrá a quien le sirva, a mi solo me ha servido con resultados satisfactorios un 10-15% de la veces que hemos contratado a alguien), empiezas a probar otras formas:

Piensas en personas de tu entorno que podrían conocer a alguien que se ajuste al perfil y mandas algún email; publicas la oferta en tu blog; lo mandas a sitios acordes al target (Barrapunto si buscas programadores, por ejemplo); twitteas que buscas a alguien...

Y el método supremo: esperas a que se produzca una conexión inesperada (es una espera activa, claro está, pero el componente de casualidad tiene muchísimo peso, unido a las conexiones sociales-personales).

Para muestra un botón: justo esta tarde hemos contratado a una persona que es la hermana de una amiga de la hermana de la novia de una persona de la oficina (si, hay varios hermanos en la ecuación, no es un error de transcripción). No son cuántos grados son estos, me pierdo contando…

En mi caso todo esto suele ser lo que mejor funciona: conexiones personales y casualidades.

Pero todo esto provoca una ineficiencia en la gestión de estos perfiles. Hay CVs que te llegan a una cuenta de correo, otros a otra, otros te llegan por Skype, otros son una URL a un perfil online… No me dedico a RRHH pero me vendría estupendamente tener ordenaditos todos los CVs que he ido manoseando con los años.

Creo que hay espacio para una nueva categoría de producto: un sistema para hacer una gestión personal de los CVs. No desde el punto de vista de los RRHH tradicionales de una empresa, en la que todo bascula en los ejes empresa-oferta-candidato, sino desde un punto de vista personal, en el que yo conozco a una persona (puedo ser yo mismo) que necesita un perfil determinado. O yo conozco a gente que sabe hacer ciertas cosas, cosas que en un momento dado pueden ser de utilidad para gente que conozco.

No se trata de que todos nos convirtamos en mini-gestores de recursos humanos, sino de disponer de una herramienta que facilite y potencie esas dos cosas que tan bien funcionen: las conexiones personales y las causalidades.

¿Cómo? Buena pregunta. Pero me imagino una capa de funcionalidad encima de Facebook que permita circular este tipo de información, o un cruce de LinkedIn con todo lo social que nos da Facebook.

Además, incidiendo en lo social, esta herramienta también tendría una sección de reviews sobre empresas. Un 11870 o un Ciao con opiniones sobre empresas, pero desde el punto de vista de trabajar para una empresa. Se hablaría de lo agradable o no de trabajar allí, la calidad de los jefes y compañeros, el tipo de trabajo, los proyectos…

Y como una cosa así en plan abierto sería una locura y un descontrol, de nuevo añadimos la capa de amistad y la identidad como mecanismo para el autocontrol: tú solo verías las opiniones que dejen tus amigos (y un segundo grado, tal vez). Si todas las opiniones van firmadas, y si son tus amigos quienes van a leerlas, te preocuparás de dar comentarios con valor y comedidos.

Creo que una cosa así acabará por llegar… ¿Alguien se viene a Long Bets a apostar para dentro de 10 años?

Spot.us, el proyecto de David Cohn del que hablamos el otro día, está siendo desarrollado de acuerdo a sus principios: de una forma abierta y transparente.

David está relatando en el blog la evolución del proyecto: colgando en Flickr bocetos del diseño, los avances en el desarrollo y la metodología empleada, e incluso ha publicado un screencast-presentación-chat con los desarrolladores enseñandole una primera versión del site funcionando..

El código del site ha estado disponible desde el primer día en un repositorio público en Github. Lo está desarrollando Hashrocket, la empresa de Obie Fernandez (quien vino a la pasada Conferencia Rails en Madrid), dedicada a desarrollar proyectos en Rails de forma exprés.

Hashrocket también tiene un Twitter.

En el blog también está contando como se están desarrollando los primeros experimentos de periodismo financiado colaborativamente. Escépticos del mundo, no dejéis de echarle un vistazo :)

Guerrilla Gardening

El otro día Jbeechoo me habló del Guerrilla Gardening:

imagen-30.pngGuerrilla Gardening es jardinería política, una forma de acción directa no violenta. Está relacionada con los derechos del suelo, su reforma y la urbanos abandonados para plantar cultivos o plantas, y creen en re-considerar la propiedad de aquella tierra que esté siendo infrautilizada o utilizada de forma negligente (…)

Activismo verde y constructivo.

Más en la Wikipedia, y en su canal favorito.

Yo creo que me paso del guerrilla marketing al guerrilla gardening :)

El otro día paseando por ahí me vino a la mente una idea sobre un cacharro web relacionado con temas periodisticos. No se si el hecho de estar en América (aunque en otra América) descongeló parte de las ideas de aquel proyecto del 2001 en el que pude echar una mano. Trazar el origen de las ideas es complicado pero algunas influencias son obvias, aunque acabes dándote cuenta luego.

(Otro detonante fueron las respuestas a la pregunta de si la investigación es cara)

Al grano: el tema sería un mercado de periodismo de investigación (ese periodismo del que carecemos por completo y que es una de las esencias del periodismo). Sencillo:

Por un lado, cualquier persona puede proponer un tema para que sea investigado. Cualquiera puede ver los temas propuestos y aportar una pequeña donación al que le interese, de modo que entre todos los interesados en realizar ese reportaje, lo financian.

Un periodista -freelance, o no- asume el desarrollo del reportaje correspondiente, y cuando lo tiene listo lo publica. El contenido podrá ser abierto o cerrado. Cerrado implica que quien lo quiera consultar debe hacer un pago. En un contexto de información/denuncia probablemente no tenga sentido el hacerlo cerrado, pero como plataforma este sistema se podría utilizar para desarrollar informes sectoriales, por ejemplo.

Un mercado como este, si cuajase:

  • Generaría información de investigación que es necesaria para equilibrar poderes y aportar transparencia, y que ahora mismo no se desarrolla en ningún sitio. Probablemente porque a los medios establecidos no les interesa lo más mínimo
  • Se desarrollarían temas más diversos de los que nos ofrecen los medios actuales, pudiendo ir más allá de sus agendas.
  • Se crearía un mercado de trabajo de calidad para periodistas que quieran hacer cosas más allá que redactar noticias ultrabásicas (Logicamente, algo sí no aspira a dar un trabajo maravilloso a todos los periodistas del mundo, pero un mercado podría tener un efecto red muy interesante)

A todo esto, vuelvo a Madrid, y en el blog de 233 Grados me encuentro una referencia a algo casi exactamente igual: Spot.us (uno de los ganadores del Knight News Challenge).

Me alegro de encontrar algo así, ya que eso demuestra que la idea no era tan descabellada :)

Spot.us se está lanzando en estos momentos y es una delicia poder ver el proceso: han empezado con un wiki super básico y tienen en marcha tres reportajes para los que han conseguido las primeras donaciones. Al mismo tiempo están diseñando el site: el hecho de poner en marcha una beta del proceso antes de diseñar el site es estupendo porque les dará muchísimas pistas sobre el producto web que tienen que hacer.

En las condiciones del premio está el que el proyecto se reduzca a un area geográfica concreta, por lo que el ámbito de influencia es San Francisco. Lo cual creo que también les ayudará a centrarse y que el proyecto cuaje con más facilidad.

Las redes nos abren

Post clasificado en “¿A vosotros también os pasa?”

Resumen: el autor se plantea si el hecho de que la en la web existan buscadores y páginas donde compartir recomendaciones y el poder estar en contacto con gente más diversa y de distintos círculos sociales hace más tolorante y abierta a la gente en el mundo real.

El post: Durante los últimos años he notado que la gente a mi alrededor es culturamente más abierta. No es más que una tésis. No se si es algo que realmente ha ocurrido, si solo es una percepción mía -erronea- o si esto ha sucedido pero no tiene nada que ver con lo que voy a comentar.

Empezando por algo tan básico, inocente ¿e intrascendente? como la variedad de estilos musicales que la gente escucha. Los que antes escuchaban un estilo muy concreto -yo incluido- con el paso del tiempo han ido ampliando el tipo de música del que disfrutan. Hasta llegar a un punto en el que muchos escuchan una cantidad de cosas antes impensable.

Primero porque logisticamente era muchísimo más díficil acceder a tanta música, y segundo porque los gustos evolucionaban menos, probablemente por lo primero, entre otras cosas.

Igual que con la música, puede haber pasado también con los libros, películas, programas de televisión, lugares a los que se viaja o se desea ir, personas y… completad vosotros la lista.

Proceso de apertura personal

Me planteo que este proceso de apertura personal puede ocurrir por varias razones:

a. Proceso estándar de maduración personal. Cada día que pasa amplías tus miras y tus referencias en un proceso que ya no para nunca. La velocidad de los enlaces es la del mundo real: lees en un libro una referencia, vas a la libreria a por la referencia, no está, la pides, y tienes tu nuevo libro 3 semanas después.

b. A medida que creces vas conociendo a más personas. Cada nueva persona te introduce a nuevas miras y nuevas referencias. Y cada persona te da pie a conocer a otras. Pero de nuevo, la velocidad de estas conexiones es la del mundo real: un fin de semana quedas con un amigo que se trae a otro, charlas con él, le vuelves a ver al mes siguiente, y solo después de 5 meses de relación descubrís que los dos sois unos apasionados de XXX, etc.

Poco a poco, a medida que tus referencias van siendo cada vez más diversas, te vas dando cuenta de que el mundo es un sitio complejo y que hay muchos sitios de donde se pueden aprender cosas interesantes…

Antes éramos más “proteccionistas” y tendíamos a aceptar unicamente como válido lo que conocíamos bien, y a despreciar todo lo demas. Ahora, consciente o inconscientemente, tendemos a fijarnos más que antes en lo nuevo y lo diverso.

En Internet

a. El hecho de poder hacer click en un montón de sitios (búsquedas, contenidos relacionados, sugerencias) es un cambio drástico en esa ampliación de referencias primigenia. No se trata solo de que la velocidad de los enlaces aumenta, sino que tenemos una conciencia de que el acceso a cualquier unidad de información es inmediato y universal.

Se puede dar respuesta a cualquier cosa aquí y ahora. En lo que antes tardábamos meses, ahora se pueden tardar días… Si antes tenías una opinión formada de un tema, esta podía ir evolucionando poco a poco, ahora esta evolución puede ser mucho más rápida, y sabemos que puede ser así. Damos menos cosas por sentado.

b. El proceso conocer a nuevas personas puede funcionar de forma acelerada o aceleradísima: listas de correo, chats, redes sociales… es posible que conozcas en mucho menos tiempo muchas personas que amplíen tus miras y tus referencias.

De nuevo, no se trata solo de conocer a muchas personas, sino de que estar expuestos a esta posibilidad cambia nuestra forma de proceder y nos hace más abiertos, porque sabemos que en cualquier momento podemos conocer gente nueva.

Rollo fractal

Y si todas estas nuevas conexiones y enlaces que vamos haciendo a nivel personal son percibidas y aprovechadas por la gente que está cerca nuestro, ya ni te cuento. De ahí la importancia de socializar nuestra actividad personal y/o profesional.

No es oro todo

La velocidad, claro, no siempre es buena. Te permite llegar más rápido, pero si te pasas te puedes estrellar. Y luego están a los que les gusta la velocidad por la velocidad, y apenas disfrutan del camino.

¿Entonces?

¿Os pasa también a vosotros? ¿El hecho de poder compartir, conocer más gente y acceder a más información nos hace más abiertos y tolerantes? ¿Sería interesante potenciar estas posibilidades para aumentar la tolerancia y la apertura?

Bankinter Beers & Blogs

Hace unos días Bankinter convocaba a un grupo de bloggers para “conocer con carácter exclusivo la estrategia y los nuevos servicios de Bankinter en web 2.0”. Juan Luis Polo de Territorio Creativo ha realizado un video resumen del evento:

:

Y Antonio Domingo ha escrito un resumen muy completo e interesante, que muestra como Bankinter está un pelín perdido… aunque parecen dispuestos a escuchar (sea lo que sea eso :) y rectificar su estrategia.

Helicopmad estrena web

imagen-4.png Acabo de colgar una versión alphabetagamma de la web de Helicopmad.

Esta versión -1 se limita a listar los últimos reportes enviados por los usuarios y contar de qué va la vaina. Cuando vuelva a encontrar un rato de aburrimiento la idea es pintar sobre un guguelmap la localización de los reportes.

Como reza la web, “Registramos los helicópteros que sobrevuelan Madrid para ver si es cierto que son demasiados…”.

La web se ha realizado con un poquito de PHP, HTML, CSS y la API de Twitter y ningún animal ha sido maltratado durante el rodaje.

A día de hoy hay 20 usuarios siguiendo al usuario de Twitter, y creo que casi todos ellos han mandado algún reporte. Así que ya sabéis, ¡keep ’em coming!

Idea original: Helicópteros en Madrid.

Web: Helicopmad.

Linkedin: páginas de empresa

Perfil de empresa del BBVA en Linkedin

Linkedin ha sacado del horno las páginas de empresa.

Estas páginas son un elegantísimo ejercicio de agregación: los han montado de forma automática explotando los datos que cada persona individualmente ha ido dando. Así, en el caso del BBVA, por ejemplo, se puede ver lo siguiente:

  • Los empleados de la empresa que están en Linkedin/en tu red
  • Las nuevas incorporaciones
  • Las “promociones” y cambios recientes
  • Los perfiles populares
  • Compañías relacionadas: donde trabaja la gente antes y después de estar en la empresa
  • Las empresas con las que los empleados del BBVA están más conectados
  • Las “top locations”
  • Datos demográficos: los puestos habituales, las universidades/escuelas más “usadas”, edad media de los empleados, sexo (estos datos, logicamente, no representan al total de la empresa si no al conjunto que se ha dado de alta en Linkedin)
  • Datos oficiales de la empresa (sacados de Business Week)

Post en el blog de Linkedin.

En el blog de Ross Mayfield hay interesantes comentarios al respecto (buscando he visto que también han hablado de ello Techcrunch y Mashable, webs a las que tengo el gusto de no estar suscrito en la búsqueda de mantener niveles razonables para mi salud mental. Y muchas otras).