Descubrí al Dr. Casado hace unos meses por un artículo en El País de Rosa. Un médico de familia que trabaja en un centro de salud en Madrid, que había empezado a utilizar Twitter y otras herramientas de Internet para ampliar la comunicación con sus pacientes.

Recientemente ha participado en un congreso y realizó la siguiente presentación contando como usa las herramientas online. Es cortito y tiene audio, no os lo perdáis:

Me parece un ejemplo precioso de cómo hacer pequeñas cosas y desde abajo proporciona resultados tangibles, prácticos, honestos, eficientes… al tiempo que son pruebas de concepto sin apenas coste que pueden servir para trazar planes más amplíos. Un ejemplo de reality hacking en toda regla.

También me resulta admirable y muy esperanzador que una persona dentro de la administración (de la que siempre nos estamos quejando) tome la iniciativa y de forma personal empiece a hacer aquellas cosas que él piensa que tiene que hacer y que son útiles para las personas a las que sirve.

Esta es la actitud que todos deberíamos tener. En empresas públicas y privadas. Hacer nuestro trabajo lo mejor posible, tomar la iniciativa y dejar de quejarnos de nuestros jefes y de todo lo quejable y de estar quietos y ser pasivos.

Sirva este post como aplauso público al Dr. Casado.

Lectores de noticias para iPad

Estos son algunos lectores de noticias que existen para el iPad:

Reeder iTunes · Web

Solo permite la sincronización con Google Reader; no puedes añadir fuentes al margen de tu cuenta de Google Reader. Supongo que se habrán querido centrar en uno solo uso para simplificar y demás, pero si no usas Google Reader, esta app no te sirve. Y es una pena, porque a nivel visual es de las más atractivas y con más cuidados detalles. Aunque puede que se pasen a veces…

Es una evolución de la aplicación del mismo nombre para iPhone. La pantalla de inicio muestra montones de tarjetitas que son las diferentes categorías que tienes en tu Reader, indicando el número de items pendientes de leer. Una vez que eliges una categoría te muestra en el sidebar todos los items pendientes de leer (independientemente de la fuente a la que pertenezcan). Cuando eliges un item, además de ver su contenido, te proporciona todas las funcionalidades de Google Reader (favorito, compartido) y además: compartirlo en otros servicios (lo puedo mandar a Instapaper, por ejemplo), y ver directamente la URL del item (es decir, ver la versión “web”).

Tiene unas interacciones un tanto raras; o al menos no demasiado comunes y por eso se sienten un poco extrañas: cuando estás dentro de un item puedes hacer scroll hacia abajo y pasarás al siguiente (mola, pero no tienes ninguna pista de que puedes hacer esto); en el sidebar si desplazas un item hacia la izquierda lo estás marcando favorito, y si lo haces hacia la derecha lo estás marcando como no leído…

Punto negativo: me indica que tengo 4.356 elementos sin leer. ¿No habíamos quedado en que esto de los items pendientes de leer ya estaba superado?

Pulse iTunes

Después de la polémica del New York Times, necesita poca presentación. Te permite añadir tus propias fuentes, te propone destacados, y te permite sincronizar con Google Reader.

Trata de ofrecer una navegación más visual: verticalmente filas de fuentes, y horizontalmente puedes consultar los items de cada fuente. Si los items tienen imágenes las muestra, y esto es lo que le da puntito. Aunque, ¿es realmente necesario? ¿Aporta algo más allá de que visualmente sea atractivo? Una vez que pinchas en un item, te muestra el contenido (dando la opción de ver la versión web también) pero deja a un lado un par de columnas de otras fuentes, metiendo un montón de ruido visual y distracción en un momento en el que deberías concentrarte en la lectura de un item.

Newsrack Web · iTunes

Permite la sincronización con Google Reader, y te deja también añadir tus propias fuentes o listas de fuentes. El interfaz replica exactamente el funcionamiento de Bloglines (uno de los decanos de los lectores de noticias): puedes ver las categorías de feeds en el sidebar, y pinchando ves las fuentes, y volviendo a pinchar ves los items de cada una de las fuentes. No innova nada a nivel de interfaz, y eso hace que parezca antiguo y pasado de moda.

SocialReader iTunes

No es un lector de noticias propiamente dicho, pero explora un concepto sobre el que llevo pensando cierto tiempo (y que si engaño a alguien me gustaría materializar): lo que te muestra la aplicación son los enlaces que tus amigos comparten en Twitter y Facebook. No se vosotros, pero yo uso cada vez menos un lector de noticias normal, donde yo elijo las fuentes, porque Twitter cada vez me proporciona más contenido que consumir (el lector de noticias personalizado del que hablamos hace años).

El concepto de esta aplicación me gusta mucho, aunque la ejecución podría ser algo mejor: el diseño es algo tosco, y tiene problemillas de interfaz/usabilidad un tanto básicos. Otro punto para evaluar si me pongo a ejecutar mi idea o no es que no me he visto usando regularmente esta aplicación… :)

Instapaper iTunes · Web

Tampoco ejecuta el concepto tradicional de lector de fuentes RSS: te permite salvar artículos y contenidos con los que te cruzas mientras vas navegando pero que quieres/puedes leer en ese momento. El resultado es una lista de artículos que te esperan cuando abres la aplicación. Y no solo la app de iPad: también tiene de iPhone, de Kindle, y otras combinaciones… Su uso se ha popularizado bastante y muchas aplicaciones (de Twitter, por ejemplo) permiten salvar URLs a tu Instapaper. Es muy útil, ya que si estás consultando tu Twitter desde tu iPhone mientras esperas en el dentista, puedes salvar artículos para luego.

Como concepto es genial; el diseño es la máxima expresión de sobriedad y simplicidad. Me gusta mucho, pero algún toquecito de diseño creo que no le haría daño. El hecho de que tengas aplicaciones para iPhone y iPad y se sincronicen es genial. Da igual qué dispositivo uses, la aplicación te muestra lo que has leído y lo que no.

¿Qué otros lectores de noticias recomendáis?

Llevo unos días en EEUU y estoy alucinado con la intensidad de uso de servicios web. Siempre se habla de que en USA el mercado es mucho más grande, que la gente es mucho más digital, como aquí son posibles servicios mucho más avanzados… Y todo eso es cierto, pero como pasa en (esta parte de) América, de todo hay más y todo es más grande. Incluso tus expectativas se quedan pequeñas.

Hay vallas publicitarias por las calles que anuncian herramientas de email marketing para PYMES. Todos los comercios tienen los logos de Yelp, Facebook y Twitter en sus puertas (esto sobre todo en Austin, una de mis paradas). En los carteles que dan información de parques, patrullas de vigilancia vecinal, y otras microagrupaciones comunitarias hay URLs. No ves otros teléfonos que no sean iPhones o BlackBerrys (muy pocos Androids). Haces check-in en fin de semana en un parque (muy concurrido, pero donde no habría más de 500 personas) y te encuentras con que otras 50 personas han hecho check-in

En España es un tema recurrente el afirmar de forma categórica que Facebook no tiene mucho futuro con sus pequeños anuncios, porque tienen un CTR bajísimo y total “quién se quiere anunciar en Facebook”. Pues bien, los Amigos del Parque Redwood si se quieren anunciar en Facebook. Y como ellos otros tantos miles de grupos/pymes/negocios locales que al menos por aquí, si tienen una activa vida online.

Navegando por Facebook desde aquí te encuentras con este y otros miles de anuncios de este estilo. Y para este tejido tiene todo el sentido del mundo anunciarse en Facebook: por muy poquito pueden llegar a sus vecinos, un target que se extiende por todo un país gigantesco.

Lo local tiene una importancia capital en Facebook, algo que desde España es díficil de ver: porque los usuarios estamos allí, pero los negocios de la vida real todavía ni siquiera han llamado a la puerta.

Anota tu empresa – un site para que valores tu empresa

Me he cruzado en Facebook con un anuncio de Anota Tu Empresa, un site para publicar opiniones sobre empresas en las que has trabajado, y que puedan servir para que otras personas elijan su próximo trabajo (relacionado con Servicios personales para gestionar CVs).

Es una idea interesante, pero creo que le hace falta una capa de red social. Sin ella el valor de las opiniones que es muy pequeño (y por tanto, del site entero). Por ejemplo, fijaros en la siguiente opinión:

El salario, es vergonzoso, somos el tercer banco de España y somos de los peor pagados, dan un bonus a final de año, pues a mi compañero haciendo el mismo trabajo se lo dan y a mí no, sabes lo que me dijo el jefe? nada, simplemente me evitó durante unos meses y ya está. Según me contaron tenían que elegir y entra una mujer y un hombre casado (yo también esto casada se lo han dado a él).

Viniendo de un desconocido no otorgo ninguna credibilidad a esta opinión. No pongo en duda lo que dice, pero es una información que no tiene apenas valor para mí por razones obvias.

En cambio, si esta opinión está firmada por alguien que conozco la cosa cambia radicalmente. Conozco las circunstancias de las personas, se con quien ha trabajado previamente, conozco sus manías, conozco a sus amigos… por lo que puedo reconstruir su opinión y entender parte de su complejidad al unir todos estos cachitos.

El escenario ideal es que estas opiniones estén tejidas en mi red social, con sus correspondientes opciones de privacidad (yo solo puedo ver lo que comentan mis amigos, y viceversa: puedo estar tranquilo al hablar porque quienes lo verán son personas cercanas – aunque nunca sabemos quien será cercano mañana :)

Supongo que LinkedIn acabará incorporando algo así tarde o temprano (una vez que todo el mundo se vaya dando cuenta de que el sistema de opiniones sobre personas es bastante chuflas: tu hablas bien de mi y yo hablo bien de ti – cuando vas viendo opiniones cruzadas sobre personas que conoces te vas dando cuenta).

Utilizar Facebook Connect o los amigos de Google para montar este servicio tendría mucho sentido (es de los pocos casos en los que utilizaría a ciegas estos servicios).

La segunda ley del social media

La gente compartirá cada año en sitios sociales el doble de información que el año anterior

Lo comentó Mark de Facebook y lo recoge Fred Wilson.

Me parece una forma muy gráfica y bonita para explicar todo este fenómeno – que yo prefiero llamar personal media.

Por cierto que gracias a mi egotismo que me lleva a bautizar con mis propios nombres a fenómenos que ya los tienen, luego cuando necesito documentación sobre el tema, como la busco con el nombre universal, pues no encuentro lo que yo mismo ya he recopilado y comentado.

Agregador de ocio

¿Hay sitio en el mercado para un agregador centrado en temas de ocio? Les cuento mi situación: en mi Bloglines (me sigo resistiendo a pasar al lado oscuro) tengo cienes de feeds mezclados: la mayoría son de temas profesionales, y un 25% aprox son personales, sobre música, u otros temas que no son profesionales, no son negocio, son ocio para mí.

Durante la jornada o cuando hago un escaneo rápido del Bloglines, me tiendo a centrar en los profesionales. Parece que está justificado que los revise durante el día, pero no pasa lo mismo -logicamente- con los que son 100% ocio. Al final, estos los acabo marcando como leídos pero sin haberlo hecho.

Por otro lado, hay momentos delante de la pantalla en los que tu agregador está a cero, Twitter no funciona, ya has visto todas las fotos de tus amigos, etc… conclusión: no tienes nada qué hacer. En este momento me vendría de perlas poder revisar todos los feeds de “ocio”. Pero ocurre que ya están marcados como leídos, o que se me han acumulado en una carpeta donde hay cienes o miles de items sin leer y no se por dónde empezar.

Por tanto: ¿tendría sentido un agregador, un destino online, que solo se centrase en aquellas lecturas que solo harás en tu tiempo de ocio? En mi caso veo claro que sí…

¿En el vuestro? ¿Qué productos existen ya que hagan esto?

Social Media vs. Personal Media

Universal McCann ha publicado recientemente la tercera ola de un estudio mundial sobre “social media”. El estudio es muy completo, muy bonito, muy grande y muy interesante no ya por lo que cuenta, si no por a quien le llegará lo que cuenta.

Definen social media como

aplicaciones, plataformas y medios online que persiguen facilitar la interacción, colaboración y el compartir contenido.

Yo prefiero hablar de “personal media“. No me interesa tanto la capacidad de la gente de mover información o el ronroneo superficial sobre perfiles, sino la capacidad de la gente de crear su propio contenido y socializar información que es interesante compartir.

En el territorio del social media, desde los extremos de la creación pura (un blog, por ejemplo) al de la visita superficial (ver perfiles en Facebook/Tuenti) hay muchísimo espacio para crear servicios que fomenten creaciones intermedias más personales y menos reverberantes con el panorama mediático tradicional.

Servicios de publicación personal que te ayuden a socializar la información de tu vida cotidiana.

Y es aquí donde creo interesante resaltar lo de personal media. Porque no se trata tanto de compartir con todo el mundo, sino compartir entre tú y yo. Puede parecer lo mismo pero los matices son vitales.

El estudio – Vía The Mixer vía Merodeando vía Futuristic Play

Participación de la gente en aplicaciones sociales

En Groundswell listan una serie de motivos por los que la gente participa en aplicaciones sociales. Los dejo por aquí traducidos (y a algunos les añado un poco de interpretación personal):

  • Manterse al día con los conocidos: las aplicaciones sociales sirven de soporte a la extensión de las interacciones con tus amigos/familia. Hay algunas interacciones que son mucho más eficientes estando en red (el ejemplo más obvio, compartir fotos: es mucho más sencillo enviar un email o subir las fotos a Flickr que hacerlas llegar de forma física a unos amigos a los que ves de forma esporádica).
  • Hacer nuevos amigos: si estás leyendo esto seguro que tienes historias personales de nuevos amigos que has hecho a partir de Internet, o relaciones que se han consolidado o ampliado online a raiz de un encuentro offline. Según datos de Forrester uno de cada cinco solteros online ha utilizado algún servicio de dating durante el último año. Sería interesante conocer cual es el porcentaje de solteros :)
  • Presión de tus amigos para participar: o el efecto red. Si algunos de tus amigos usan un servicio online, hablarán de él, algunas conversaciones cotidianas tendrán como base cosas que han ocurrido online, por lo que te sentirás excluido y automaticamente tendrás necesidad de entrar. Nos daría para otro post el analizar como un servicio online puede llegar a este punto como estrategia para crecer.
  • Paying it forward (¿ayuda para la traducción?): si un site te resulta útil y el contenido ha sido contribuido por personas como tú, te sentirás impulsado a contribuir con tu granito de arena: es el impulso altruista. Caterina Fake -creadora de Flickr- lo llama “la cultura de la generosidad”. La gente quiere ayudar.
  • El impulso exhibicionista: a determinada gente le gusta exhibirse en público.
  • El impulso creativo: Si eres un creador (fotos, textos, videos, etc) te gusta que tus creaciones tengan público.
  • El impulso validador: participar en espacios públicos te da una reputación como experto en el tema en cuestión.
  • El impulso de la afinidad: como animales sociales que somos tenemos una necesidad de estar integrados en grupos. Además de la familia y amigos, que son dos grupos circunstanciales (no los elegimos, nos vienen dados), nos integramos en otros grupos por las aficiones que tenemos: los colegas del futbol, con quien vas a los conciertos, con los que vas a ver exposiciones… Los intereses compartidos crean conexiones.

Post original: Why do people participate in social applications?

Hacia los personal media

BBSs, IRC, Geocities, foros, eBay, blogs, MySpace, videojuegos, fotologs, Twitter, Facebook, Etsy personas hablando, chateando, respondiendo, comentando, compartiendo, ayudando, haciendo amigos, comprándose y vendiéndose cosas… entre ellos.

Durante los últimos años se han abierto multitud de recovecos mediáticos, y las personas los han invadido: nos estamos moviendo desde los tradicionales mass media hacia los personal media:

mass mediapersonal media
pocos mediosmuchos medios pequeños -revistas, radios, canales temáticos, webs de audiencia media- y multitud de micromedios -blogs, podcasts, foros, webs pequeñas…-
generalistas, centrados en la sociedadpersonalizados, centrados en personas, y en grupos mucho más homogéneos de personas
generadores de la agenda settingvíctimas de la agenda setting
atados a los poderes fácticosatrapados en el status-quo consumista

Ni mucho menos estamos allí, ni los mass media han dejado de tener influencia. De hecho puede que tengan más fuerza que nunca, ya que a veces toda esta fragmentación potencia la cámara de eco (echo chamber).

Pero el escenario es absolutamente estimulante para crear, profundizar, desarrollarse y vivir en estos entornos.

Algunas notas al respecto…

Serendipia

La Wikipedia define serendipia como “un descubrimiento científico afortunado e inesperado que se ha realizado accidentalmente” (en la RAE este término no existe – por cierto que han rediseñado su home dejando solo la caja de búsqueda y unos pocos links – aunque yo suelo utilizar rae2.es).

Aplicado a la web o un mundo en red podíamos considerar la serendipia como la emergencia de pequeñas piezas de información aisladas entre si que al entrar en contacto generan nuevas consecuencias, inesperadas o no (en mi concepción web del término veís que me cargado la parte accidental del asunto. Y me he quedado tan ancho. Las ventajas de tener un blog).

Un ejemplo que siempre pongo es el del ciudadano esperando el autobús. El ciudadano -modélico o no, no importa- está en su casa y se dispone a ir a trabajar; baja a la parada y tiene que esperar al autobús; depende del día esperará 5, 10, o hasta 20 minutos. Esto sin duda es un incordio. Si el ciudadano tuviese la pequeña pieza de información sobre a qué hora llega el autobús, se podría ahorrar 15 minutos de espera bajo el frío y la lluvía.

Hay mecanismos para averiguar esta información, pero no pocas veces el esfuerzo de obtener la información es superior al beneficio de obtenerla. Necesitaríamos que esta información estuviese disponible sin demasiada fricción, con serendipia.

En el campo de la web hay algunos sites que explotan en mayor o menor medida el concepto, que no deja de ser una tendencia que irá a más:

Dopplr, el servicio online para compartir información de a qué sitios viajas, tiene la serendipia como uno de sus esencias: puedes decir a qué sitios piensas ir para obtener información sobre esos sitios: personas que viven allí, amigos tuyos que también han estado, sitios interesantes… Lo que pretenden es facilitar que piezas sueltas de información se conecten para crear un sentido más allá de las partes.

imagen-4.png

(podéis consultar la presentación de Dopplr en el Reboot del 2007. En esta presentación se puede encontrar otra interesante definición de serendipia: “La serendipia es buscar una aguja en un granero y acabar encontrando a la hija del granjero“)

11870, un sitio para que la gente descubra, recuerde y comparta empresas y negocios en todo el mundo mediante opiniones, fotos y vídeos, te permite conocer por dónde han estado y qué han hecho tus amigos, o los usuarios del site en general (aunque lo primero tiene más interés).

Viendo sus últimos movimientos puedes descubrir un bar en tu ciudad donde ponen una cerveza que te encanta (probablemente no te hubieses puesto a buscar en Google esta información porque no racionalizamos de este modo cosas que no son esenciales, pero gracias a esta serendipia te has enterado).

imagen-5.png

Nvivo es una guía colaborativa de conciertos donde además de poder añadir conciertos a la página, puedes decir a qué conciertos piensas asistir, ver los conciertos a los que asistirán tus amigos, ver qué grupos le gustan a tus amigos… descubriendo que el Ciudadano K (un usuario cualquiera del servicio) es también fan de tu grupo favorito, que tocan pasado mañana y encontrando así un compañero de cañas pre-concierto.

imagen-6.png

Cualquier blog tiene también un fuerte efecto de serendipia: el mero hecho de contar de forma más o menos superficial observaciones, opiniones, historias… puede establecer conexiones imprevistas con futuros y/o presentes amigos, empleadores, socios, parejas…

La serendipia en la web puede empezar por una socialiación de la información; más o menos sistemática, sin demasiado rigor académico; y con espontaneidad. Y puede acabar convirtiéndose en una parte importante de la arquitectura de información de muchos sites.