Ser eficientes a la hora de manejar el correo-e

Si utilizas el correo-e para trabajar (o para cualquier otra cosa) alguna vez (solo alguna, eh) habrás mantenido una conversación que implica un flujo de preguntas y respuestas. Envías un mensaje con preguntas esperando una contestación con respuestas. O al revés. Y esta respuesta a su vez puede generar más preguntas, que esperan más respuestas.

Es muy fácil reducir drasticamente el número de mensajes en una conversación siguiendo algunas sencillas reglas. Síguelas y haz del mundo un sitio mejor, además de ahorrar tiempo (tuyo y de tus adversarios postales).

  • Regla nº 1: Ofrece una lista de la posibles respuestas a la pregunta que planteas: Casi siempre que escribes una pregunta en un correo-e tienes una noción de posibles respuestas. No hagas una pregunta abierta, haz una pregunta cerrada planteando las posibles opciones para que tu adversario solo tenga que señalar una de las respuestas en vez de tener que elaborar una contestación que con mucha probabilidad ya conoces. Si no estás seguro de conocer las posibles opciones, lista las que conoces y termina ofreciendo una respuesta abierta.

    De esta forma tu tardarás un poquito más en escribir tu correo-e, pero harás que el destinatario pueda contestar mucho más rápido, por lo que al final ganas tiempo. Además, en el momento en el que tu te plantees posibles respuestas, ocurrirán varios fenómenos:

    – Te darás cuenta de que ya conoces la respuesta. No te hace falta enviar el correo-e. Bien!
    – Te darás cuenta de que al destinatario le faltan datos para contestar a la pregunta (los mismos que a ti…). Por lo que antes de escribir, localiza esos datos. Puede que una vez que tengas esos datos ya no te haga falta escribir el correo-e.

  • Ya no hay más reglas. Si aplicas recursivamente la regla número 1, reducirás en varias fracciones el número de correos al que sometes a tus semejantes. Ellos te lo agradecerán.

Ah, y esto no sirve solo para escribir mensajes de correo electrónico, si no para todo en general.

El verdadero estado de la Sociedad de la Informaci

Accedo a ver en la web el informe de la Fundación Telefónica “La Sociedad de la Información en España 2010”, porque alguien ha tuiteado que aparecen citados Pro Bono Público y AbreDatos. No juzgo el formato de este “lector”, aunque se me antoja un poco incómodo para leer un documento largo. En alguna foto he visto además que el acto lo han conducido el Presidente de Telefónica y el Ministro de Industria.

Como soy muy presumido, realizo una búsqueda por “probp laura san giacomo pokies“. Para satisfacer esta petición y decirme que “no se han encontrado resultados” el sistema me hace descargar 7MB durante 41s y realiza la friolera de 500 peticiones, decenas de las cuales corresponden a la huella de estadísticas de Market Intelligence ( = el dominio telefonica.com se está anotando decenas de páginas vistas que no han existido; de propina, OJD “certifica” que estas páginas vistas son válidas).

Este es el verdadero estado de la sociedad de la información en España.

(click para ampliar)

Descubrí al Dr. Casado hace unos meses por un artículo en El País de Rosa. Un médico de familia que trabaja en un centro de salud en Madrid, que había empezado a utilizar Twitter y otras herramientas de Internet para ampliar la comunicación con sus pacientes.

Recientemente ha participado en un congreso y realizó la siguiente presentación contando como usa las herramientas online. Es cortito y tiene audio, no os lo perdáis:

Me parece un ejemplo precioso de cómo hacer pequeñas cosas y desde abajo proporciona resultados tangibles, prácticos, honestos, eficientes… al tiempo que son pruebas de concepto sin apenas coste que pueden servir para trazar planes más amplíos. Un ejemplo de reality hacking en toda regla.

También me resulta admirable y muy esperanzador que una persona dentro de la administración (de la que siempre nos estamos quejando) tome la iniciativa y de forma personal empiece a hacer aquellas cosas que él piensa que tiene que hacer y que son útiles para las personas a las que sirve.

Esta es la actitud que todos deberíamos tener. En empresas públicas y privadas. Hacer nuestro trabajo lo mejor posible, tomar la iniciativa y dejar de quejarnos de nuestros jefes y de todo lo quejable y de estar quietos y ser pasivos.

Sirva este post como aplauso público al Dr. Casado.


Unoboxing de un Queso Aranburu – Idiazabal Etiqueta Negra from furilo on Vimeo.

Los amigos de DeliFunArt me han enviado uno de los 100 quesos Idiazabal etiqueta negra que han sacado.

Como geek-amante-del-queso que es uno, he hecho un unboxing de este queso, en lo que probablemente sea el primer y último unboxing que nadie haga de un queso.

Todavía no lo hemos empezado… cuando lo hagamos igual me animo a hacer un eating.

Por cierto, el video contiene un huevo de pascua… Premio para el que lo encuentre.

Papeleras en Madrid

¿De verdad es necesario cambiar 50.000 papeleras en Madrid? ¿Tan viejas están?

Se hará durante los próximos ocho meses… Todo eso, y su mantenimiento durante 10 años, costará 70 millones de euros. El mantenimiento incluye que cada papelera será lavada de forma individual cada 15 días (Leído en el blog es por Madrid).

Dentro de algunos años este tipo de decisiones se tomarán en ágoras virtuales mediante micro-referéndums, lo que permitirá que no se hagan tantas barbaridades con el dinero de todos mediante una mayor transparencia y una participación directa y real de los interesados (que no serán todos los ciudadanos, desde luego).

Este fin de semana Mágico Mamuso, Blat is Blat, Keko Ponte es la SGAE y yo nos hemos líado la manta a la cabeza y hemos participado en el Rails Rumble: un “concurso” que consiste en desarrollar desde cero una aplicación Rails con un equipo de máximo 4 personas durante 48 horas. Sirva este post como un breve relato de lo sucedido…

Érase una vez…

Hace unas semanas me crucé con la convocatoria del Rails Rumble y pensé que sería una estupenda ocasión para desencallar una idea que había tenido hace tiempo y que primero con Porras, y luego con Mamuso, no terminábamos de materializar. Así que se lo propuse a él y a Blat y aceptaron (¿alguna vez dicen no?).

La idea es simple: un sitio en el que puedas describir a tus amigos, y en el que ellos te describen a tí, para tener descripciones colectivas de personas. Podrás ver qué piensan de tí tus amigos, qué piensan sobre una determinada persona… y en el futuro queremos explotar los datos en plan: “la gente joven en tal sitio es de tal manera”. No es más que un pequeño experimento… En el site tenéis una descripción más completa (de momento solo en inglés, aunque ya vendrá en castellano).

Un día que volvía del trabajo en metro con Keko, mientras se lo estaba contando pensé, anda, pues nos vendría bien un diseñador. De esta forma fue como el equipo de Taguéame entró en la estación de Estrecho sin diseñador y salió en la Tirso de Molina con diseñador.

Hablando con Keko además surgió una idea interesante: para incentivar que la gente use el sistema, si te taguean, tu también tienes que taguear antes de poder ver los tags que te han puesto. Así, si te taguean y no tienes “créditos” tienes que taguear antes de poder ver lo que te han puesto a tí. Un mercado del tagueo donde las descripciones van y vienen.

El viernes pasado, el día antes del comienzo del concurso, nos reunimos en el Muñoz y con el ya clásico arroz a la cubana de los viernes (¿es posible que haya un plato tan básico y tan rico?) hablamos un poco de lo que íbamos a hacer y como repartirnos el trabajo.

Tomamos la KekoCueva como cuartel general y allí nos plantamos el sábado por la mañana, ya casi a mediodía… es decir una vez consumido casi un 25% del tiempo disponible para el concurso. Así de chulos somos :)

Decidimos limitar al máximo lo que queríamos hacer porque no queríamos pegarnos la paliza. Simplemente pasar un buen rato y hacer algo que funcionase bien. Así que nos limitamos desde el principio a 3 pantallas: la página de usuario, donde le podrías taguear; la página de un tag, donde podrías ver quien había utilizado ese tag para esa persona; y la home, donde pusimos los últimos registrados, los últimos tagueos, y un resumen de los tags más utilizados (de propina nos salió una más de las planificadas, la página general de tag).

Manuel y Blat montaron la estructura básica de la aplicación, metiendo los plugins de tagueo y registro y la integración de Geo Planet (no me sé los detalles, yo solo programo en la intimidad, así que no parezca esto un menosprecio de su trabajo, ¡simplemente no lo conozco tan en detalle! :) Yo levanté un Debian en el servidor virtual en el que tenías que montar la aplicación (Linode, totalmente recomendados después de la experiencia que estamos teniendo) e instalé casi todo lo que hacía falta (el deploy lo terminó Blat eso sí). Keko mientras le daba al diseño…

Terminamos el sábado a eso de las 8 con unos cuantos trozos informes de la mini-aplicación. Al día siguiente quedamos a la misma hora. Llegamos una hora tarde… Eso si, en vez de bajar a comer como el día anterior, Keko nos deleitó con su pasta con puerros, con lo que ganamos algo de tiempo. Un poco después de la hora de la siesta (dejaré la incógnita de si la hicimos o no) de pronto la criatura tomó forma: teníamos logo y podías taguear personas.

De 6 a 8 estuvimos tagueando como locos, emocionados con los zapatos nuevos y puliendo detallitos. Y dimos por terminado el invento unas cuantas horas antes del final del plazo. A última hora del día le pusimos el tag en el GitHub e hicimos el último deploy.

Y hoy…

Apenas dos días después hay 170 registrados, 5.000 tags diferentes, y más de 10.000 tagueos. La máquina responde estupendamente, y sombreros nos podemos quitar ante Blat y Mamuso porque todo (que es poco, pero todo) funciona sin fallos, lo que hace super cómodo usar la aplicación. Y mañana, en principio, comienzan las votaciones. Ya os avisaré de dónde se vota… Porque los premios son geniales!!

Y mañana…

Tenemos muchas ideas que queremos ir añadiendo a la aplicación, para que no sea flor de un día. Pero tendremos que esperar a que acabe el concurso porque hasta entonces no podemos tocar nada. Por cierto, que esto de entregar la aplicación y no poder tocarla es una sensación nunca antes vivida y verdaderamente genial (eso porque funciona, claro… :)

¡Todo el mundo a taguear!

Dos reglas muy básicas para que las personas humanas y las que no sean más felices y haya menos guerras en el mundo:

  • Si alguien tiene puesto el cartelito de no molestar, no le molestes, a no ser que sea algo de urgencia. Tipo “se ha inundado tu casa”, “me estoy muriendo, ayúdame”, “tenemos que hablar, te voy a dejar”.
  • Si aún así decides ignorar esta primera regla y molestar, solo debes molestar cuando la respuesta que pides sea necesaria para que continues la tarea que estás haciendo en este preciso instante. Si da igual en qué momento recibas la respuesta, sea ahora o dentro de 2 horas, no molestes, y manda un mail.

Guerrilla Gardening

El otro día Jbeechoo me habló del Guerrilla Gardening:

imagen-30.pngGuerrilla Gardening es jardinería política, una forma de acción directa no violenta. Está relacionada con los derechos del suelo, su reforma y la urbanos abandonados para plantar cultivos o plantas, y creen en re-considerar la propiedad de aquella tierra que esté siendo infrautilizada o utilizada de forma negligente (…)

Activismo verde y constructivo.

Más en la Wikipedia, y en su canal favorito.

Yo creo que me paso del guerrilla marketing al guerrilla gardening :)

imagen-6.png Estaba h/ojeando una presentación de Juan Freire (“Cibermedios: presente y futuro“) donde he visto esta afirmación: La investigación es cara: la agregación y la opinión son baratas.

No creo que la investigación sea mucho más cara que la agregación y la opinión. La agregación y la opinión son muy baratas: en tiempo y en la cualificación de recursos; hay una abundancia de perfiles y personas que puedan hacer estas tareas.

Para hacer investigación hay que valer, no lo puede hacer cualquiera… Y creo que hay una escasez brutal de perfiles preparados para hacer investigación. Falta oferta, lo que hace subir el precio. Pero no creo que sea el precio el primer problema; hay multitud de periodistas, pero muy pocos preparados para investigación.

Creo que es una cuestión de actitud… muy pocos tienen la actitud necesaria para investigar.

Por otro lado, creo que hay oportunidades brutales para hacer periodismo de investigación adaptado al medio en formatos digitales. Apenas existe, por lo que el hueco es muy grande, y bien presentado podría captar muchísima audiencia.

Si eres periodista, creo que esta labor es la más bonita que te puede ofrecer la profesión.

Pero, ¿hay redacciones digitales que apuesten por la investigación?

¿Algún periodista que quiera hacer investigación en la sala?