Sobre la wifi en los eventos

No se por qué me da por escirbir sobre este tema cuando tengo otros por ahí pendientes de más calado, será que hoy estoy superficial… o que simplemente lo soy. En cualquier caso… Post polémico intencionado :)

Cuando hay algún evento internetero (congreso, conferencia, etc) es habitual que haya wifi. Y es habitual que falle. Y más habitual todavía, previsible hasta el agotamiento, es que haya gente que despotrique sobre que la wifi está fallando. Si. Falla. Tu y yo sabíamos antes de venir que iba a fallar. Falla en Madrid y en un pueblo de Cáceres. Pero también en París, Londres y en San Francisco y en cualquier sitio. ¿Y qué importa?

(Rosa JC, a quien tengo mucho cariño, publicó la madre de todos los cabreos con motivo del Congreso de Nuevo Periodismo de Cáceres)

¿Has venido a la conferencia o a un cibercafé?

Nunca he entendido a la gente que esta más pendiente de su ordenador en las conferencias que de las propias conferencias. El extremo son los propios conferenciantes que estando en una mesa redonda están escribiendo que están en una mesa redonda. A no ser que se hayan implementado un Dual Core, creo que la actividad de escribir excluye la de escuchar.

Parece que la gente va a la conferencias a twittear que han venido a la conferencia. Nos dejamos deslumbrar por el aquí y ahora y el directo y ya. Más por el continente que el contenido. Por las apariencias.

Retomando el Congreso de Cáceres, creo que se ha alcanzado un nuevo tope con esas fotos de blogueros con parte de la Monarquía… Si ya decía mi madre que al final no vamos a ser tan modernos.

Si tanto te importa la wifi, porque eres un profesional o porque eres un geek (ambas opciones igualmente respetables, la de geek probablemente mas), te puedes comprar un cacharrito y listo. Mucha gente lo hace (los que no ladrán tanto, pero muerden más, que es lo suyo).

Dar wifi de forma puntual para un montón de personas es díficil. Muy díficil. No es un capricho. Si tanta gente falla en todo el mundo por algo será.

Es más valioso un resumen conciso y una opinión crítica sobre lo que ha pasado la semana después que un liveblogging mal entendido (“llegando a la conferencia”, “me he quedado dormido”, “cenando”…).

Para eso no te hace falta conexión. Ni siquiera el ordenador.

Yo voto por directamente prescindir de la wifi en los eventos.

Barcamp Movilidad la próxima semana en Madrid

Recordatorio: El próximo jueves 13 de diciembre se celebra en Madrid el primer Barcamp Movilidad.

Hay más de 40 personas apuntadas, y ya se han enviando varias propuestas de sesiones: 11870 y su API; OpenMidsets y BaseMovil; MeatMeetsMeat (proyecto de Simplelógica “para poner en contacto a personas quetienen lazos en distintas redes sociales (flickr, last.fm, 11870) peroque no necesariamente se conocen fisicamente”); OpenJukebox (peticiones a un DJ por SMS).

También habrá una sesión sobre temas de localización y movilidad, y otra sobre Android. Además de aquello con lo que nos sorprenda la concurrencia, claro.

Recuerda: el jueves que viene en Madrid. Es gratis, habrá cafés y comidas a cargo de la organización. Solo tienes que apuntarte.

Ser pequeño y feliz (muy web2.amor)

Un barco amarrado en un pequeño puerto mexicano y un turista estadounidense que felicita al pescador por la calidad de su pescado; el estadounidense le pregunta cúanto le ha llevado pescarlo.

“No demasiado”, contesta el pescador.

“Pero y por qué no te quedaste más tiempo para pescar más”, pregunta el estadounidense.

El pescador le explica que eso es suficiente para sus necesidades y las de su familia.

“¿Y qué haces con el resto del tiempo que te sobra?”

“Duermo un poco, pesco un poco, juego con mis hijos y me echo una siesta con mi mujer. Por las tardes, voy al pueblo a ver a mis amigos, bebo algo, toco la guitarra y canto canciones…”

El estadounidense le interrumpe: “Tengo un MBA de Harvard y te puedo ayudar! Deberías empezar por pescar durante todo el día. Podrías vender el pescado extra que pillases. Con este beneficio extra, podrías comprar un barco más grande. Con el dinero extra que consiguieses gracias al barco más grande, podrías comprar más barcos hasta que tuvieses una flota entera. En vez de vender el pescado a un intermediario, podrías ir directamente a una planta procesadora e incluso tener tu propia planta. Después, podrías dejar este pequeño pueblo e ir a México DF o incluso Nueva York!”

“¿Cúanto tiempo me llevaría esto?”

“20, tal vez 25 años”, contesta el estadounidense.

“¿Y después de eso?”

“¿Después? Después se pone muy interesante. Cuando tu negocio sea realmente grande puedes vender acciones y conseguir millones!!”

“¿Millones? ¿En serio? ¿Y después de eso?”

“Después de eso te podrás jubilar, vivir en un pequeño pueblo en la costa, levantarte tarde, jugar con tus hijos, pescar un poco, echarte la siesta y por las tardes beber algo y estar con tus amigos!”

Leído en Common Craft.

Skype Prime

Skype acaba de sacar la beta de un nuevo servicio realmente chulo: Skype Prime, en el que puedes cobrar por recibir llamadas. Se podrían hacer miles de cosas, como que me llaméis para que os recite de viva voz los posts. Los pagos los recibes en una cuenta de PayPal. Visto en O’ReillyGMT.

También en el blog de O’ReillyGMT (el blog europeo de O’Reilly) he visto Trustedplaces, un concepto muy silimar al de 11870.

¿Si 2.0 o No 2.0?

SI 2.0

  • quieres expresar la voz humana de tu organización
  • quieres crear maneras sencillas para que la gente comparta conocimiento e información
  • open source thinking – dispuesto a compartir ideas en progreso y dejar que otros se apunten y ayuden
  • puedes manejar el desorden
  • you already have the basics covered (?)

NO 2.0

  • eres obsesivamente controlador
  • tu organización no está preparada para cambios en tu forma de trabajar
  • tu audiencia no está online
  • una autoridad central tiene derecho a veto sobre cualquier cosa
  • tu copy o mensaje de campaña está escrito en piedra, no electricidad
  • no estás preparado para ayudar a que la gente aprenda una nueva habilidad y que esto se convierta en un hábito de la organización

Visto y leído en Designing for Civil Society: Are you a Yes2.0 or a No2.0?.

Una web de historias

Creo que estamos deshumanizando la web con tanta cifra, tanto negocio millonario, tanta seriedad… Parece que nos quieren hacer creer que la web son negocios, cuando es al revés. La web son historias. Aunque quien ve la web como un negocio o como un conjunto de cifras será porque también hace girar su vida en torno a eso.

A mi personalmente no me interesa. Cada vez menos. Llegando a nada. No diré en público lo que me parecen los negocios por los negocios, el no plantearte una meta más allá de la generación de beneficios. ¿Haces lo que haces solo por dinero?

La web es una web de historias, de personas contándose cosas, conociendo, aprendiendo, disfrutando con pequeñas cosas. Supongo que esto es web2.amor. Pero me siento inundado por webs y personas que solo hablan de cifras, de modelos de negocio, de revenue sharing, de compras, de ventas… Parece que la pasta es de lo que se debe hablar. Estamos contaminados.

La fragmentación de los medios y sus audiencias nos traen un nuevo entretenimiento. Muchas alternativas a lo que tenemos.

Una de estas alternativas se va configurando como género: lo que podríamos llamar personal media (Mena Trott de Six Apart hablaba en un Economist de hace unas semanas de Intimate Media, pero eso reduce el alcance de algo más amplío que ya está pasando).

Es el paso de organizaciones complejas con muchos recursos que diseñan con mucha metodología productos cortados por patrones archiconocidos para ser consumidos en masa, a personas que cuentan historias sencillas de forma espontánea para compartirlas con sus amigos (conocidos o por conocer).

Gente que cuenta cosas en sus blogs, que muestra sus fotos y videos, que da pequeños updates a sus amigos sobre qué está haciendo en un momento dado de forma espontánea y rápida, que cuenta los sitios en los que ha estado y lo especial que allí ha ocurrido, que cuenta historias sobre sus amigos, que ofrece su sofá a viajeros

Estas son solo algunas webs que ya existen, pero llegarán muchas más. Por eso, hoy más que nunca, vivan las webs que te permiten contar y leer historias.

Porque ya no se trata de ofrecer solo herramientas sencillas para publicar, la usabilidad está superada: el siguiente paso es crear espacios donde contar cosas. Hay quien no tendrá nunca un blog pero si que contaría en qué sitios ha estado y qué le han parecido si alguien se lo pone en bandeja.

¿Dónde cuentas tú tus cosas?

¿Cúales son tus páginas de inicio?

En la configuración de mi navegador yo tengo un bonito about:blank como página de inicio. Pero tengo unas cuantas páginas de inicio mentales, a las que voy cuando inicio el navegador o cuando no tengo nada que hacer. Son, sin orden de importancia y sin que sean fijas (a veces las abro y a veces no):

  • Bloglines, un clásico básico
  • Los fotologs de mis amigos y/o Flickr
  • PopMadrid
  • La Coctelera
  • El planet de The Cocktail y el de Gnome
  • Algún periódico, El Mundo o El País, cada vez más El País y menos El Mundo

¿Cúales son tus páginas de inicio?

Lanzamiento de Wesabe

Wesabe es un nuevo site social que te ayuda a tomar el control de tu dinero. Pretende ser una comunidad estilo 43things (yo me marco una meta, otros pueden adoptarla, y todos compartimos consejos sobre como conseguirlo) donde entre todos se vaya formando un tejido de información emergente que te ayude a gestionar mejor tu dinero (ahorrar, gastar de forma inteligente, encontrar chollos…).

No son una startup donde primen los grandes números, las rondas de financiación y las promesas rimbombantes; en cambio, están orgullosos de ser pequeños y buscar cosas sencillas:

We’re real people dealing with real money issues. We want to get rid of our credit card debt, are starting to think about college savings for our kids, have a sneaking suspicion that everyone else’s cell phone plan has more minutes for less money, are tired of getting stung by stupid bank and credit card fees, and dream of buying a more environmentally friendly car (Más en su About us).

Bien podríamos aplicarle la etiqueta de web2.amor (¿qué es esto?).

Creo firmemente en este tipo de comunidades temáticas, tienen los tres ingredientes mágicos: una historia, herramientas amiguitas (¿como traduces tu friendly?) y red social.

Durante el 2007 se consolidará este concepto de pequeñas comunidades temáticas.

Yo me he dado de alta pero solo puedes operar con bancos estadounidenses, por lo que apenas he podido empezar. Sí puedes crear objetivos y ver los de los demás, así como navegar entre los consejos.

Tienen un blog muy interesante. Ejemplo de blog corporativo de startup. Si necesitas mejorar el tuyo, aquí tienes pistas.