in redes sociales

Red social prehistórica, terremotos, armas comerciales accesibles

Los más viejos del lugar se acordarán de Six Degrees, una web basada en la ahora conocidísima teoría del mismo nombre que nació antes de la burbuja punto com (alguien comentó el otro día en una lista de correo que nació en el 96, aunque yo lo usé en el 98 o 99 como mucho). En Six Degrees te apuntabas, rellenabas tu perfil, las cosas que te gustaba hacer, a qué te dedicabas, y mandabas invitaciones a tus amigos para que se apuntasen. ¡Cáspitas, una red social!

Six Degrees se hundió en la ciénaga digital, y lo que queda de ella despista. ¿Qué otras ideas que nacen cuando la gente no está preparada tenemos encima de la mesa en la actualidad? Venga, hagan este sencillo ejercicio y en unos años pueden dar el golpe.

Hablando de golpes, o movimientos téctonicos, tenemos a Terremoto que por estas fechas cumple nada más y nada menos que 4 añazos. Pueden dejar en los comentarios sus felicitaciones, y yo que le tengo a mano le pego los tirones de oreja, que es lo divertido de estas cosas. Prometo hacer fotos.

En la lista de accesibilidad AccesoWeb Rafael Luque de Orange Soft recupera Maccaws: Making A Commercial Case for Adopting Web Standards, una web donde se recopilan argumentos comerciales para vender desarrollos con estándares a clientes que no saben por qué les interesa.

De rebote me he cruzado con Role by phase matrix, uno de esos completísimos documentos que esconde la gigantesca web de IBM. Habla sobre las fases de un proceso de desarrollo y los roles correspondientes.

Y este otro interesante artículo que me hicieron llegar por correo-e sobre el objeto XMLHttpRequest: una técnica que permite recargar dinamicamente partes de una página, ideal para aplicaciones basadas en web. Es casi-estándar: Mozilla lo acepta de serie, pero en IE hace uso de ActiveX, que nunca he sabido exactamente lo que es (más allá de que es algo propietario) pero que no me gusta. Rancio y estrecho que es uno, él se lo pierde.

Y una impagable lista sobre weblogs curiosos cortesía de eCuaderno.