Sujetos: Comunidad o producto

Aquello que comenté sobre comunidad o producto (y sobre lo que me volví a enrollar en otro weblog que no era mío, ¡qué falta de educación!) también se puede aplicar a las personas.

Pongamos por caso a un sujeto N que hace bien su trabajo y le interesa lo que hace (dejaré de lado el debate de aquellos para los que su trabajo es su hobby y viceversa, que si no me voy por las ramas… ¡y aún así!).

El sujeto N hace bastante mejor y le interesa más su trabajo que a su vecino el sujeto P. Tiene más experiencia, es más espabilado, y más ágil y flexible haciendo lo que tiene que hacer y tiene mejores ideas. No es que el sujeto P sea tondo, pero si se hiciese una sesuda comparativa, el sujeto N sería mejor valorado en la mayoría de las variables estudiadas. Pongamos por caso, pues, que el sujeto N es mejor producto que el sujeto P.

Pero el sujeto N no se sabe vender tan bien como el sujeto P: no saca tanto partido de su experiencia pasada por lo que muchas de sus habilidades quedan casi escondidas; tiene menos cara y desparpajo, le importa más hacer bien las cosas aunque se tarde más, porque esa es la manera de hacerlas.

El sujeto P por el contrario tiene más cara, es más emocional que racional y acaba cayendo simpático a la gente por cómo es más que por lo que es: tiene más “contactos”, su ecosistema es más amplio y su contexto es más rico. El sujeto P tiene más comunidad que el sujeto N, aunque sea un producto inferior.

Y aunque sea un producto inferior, el sujeto P acaba siendo mejor valorado y retribuido que el sujeto N. Uno puede ser un muy buen producto, pero si no cuida su comunidad o si no consigue crear un contexto propicio en torno a si mismo y aquello que sabe hacer bien, dará un poco lo mismo, o incluso se convertirá en un problema.

Cuiden su comunidad, ¡sujetos!

Nuevo weblog: Detalles

Ana de Ávidos acaba de presentar su nuevo weblog, Detalles: una recolección de pequeñas (o a veces grandes) cosas que me llaman la atención a lo largo del día. Normalmente son detalles gráficos, porque, como me gusta tanto, son los que más atraen.

Por el momento ha reseñado una colección de carteles del SIMO de hace 30 años (cuando era una feria de material de oficina – fiel reflejo de este bendito país); a Head of State, una agencia que hace carteles para Wilco, entre otros; y sobre una fundición tipográfica.

Todo precioso!

No voy a ser yo menos: sobre las elecciones

Aunque seré breve: si lees blogs, y apuesto varios millones de pesetas a que lo haces, es muy probable que entre esos blogs que lees esté alguno escrito por un estadounidense (y con mucha más probabilidad, por algún americano. ¡Gran continente es América!).

Eh, dijo usted que breve (no “qué breve”, que todavía no he acabado).

A lo mío:

¿alguien ha leído, de entre esos blogs estadounidenses, uno solo que pida el voto para Bush? Yo solo he leído mensajes para quitárselo. Y en cambio, ¡qué apretadito está el tema! Es interesante ver esos mapas y el uso activo/pasivo que se hace en cada entorno de los diferentes medios de comunicación – esperemos que mañana al salir de nuestra burbuja mediática para tropezarnos con la vida real, no nos hagamos mucho daño.

¡Y hasta aquí el analisis sociológico de a duro por hoy!