in experiencia de usuario, inteligencia open-source, medios, Política, Reality Hacking, redes sociales

Participación en los asuntos públicos

¿De qué forma se podría aumentar la participación de las personas en los asuntos públicos? Tendría que ser de forma sencilla (es una cuestión de experiencia de usuario); y utilizando la tecnología y, sobre todo, las redes. Votar cada cuatro años es ridículo. Es como si solo te dejasen decir “Hola!” a tu vecino cada cuatro años, a pesar de que te cruzas con él en el ascensor a diario.

El dar mi voto no significa que tenga que estar de acuerdo con los cientos de decisiones que tomen los cientos de representantes políticos durante una legislatura. No tengo tiempo para poder opinar de todos y cada uno de los asuntos, pero si me gustaría que mi participación fuese más amplía que un simple voto. Hay que introducir más feedback y más participación en el sistema, la información tiene que circular más, y con la tecnología actual es posible hacerlo.

Aviso: estos apuntes a vuelapluma tienen una altísima densidad de generalizaciones y generalidades, y pueden llegar a resultar perjudiciales para la salud de personas afectadas de necesidad de puntos de referencia estables.

Más feedback

Un político se parece mucho a un periodista en que tiene que saber un poco de todo. Igual que los periodistas suelen meter gazapos en sus textos si están hablando de un tema demasiado técnico o desconocido para ellos, los políticos toman sus decisiones teniendo vacios de este tipo. Ambos pueden y recurren a especialistas que les asesoren, pero el trasvase de conocimiento en distancias cortas siempre es delicado.

Las redes nos pueden ayudar a filtrar el conocimiento para quien tenga que tomar las decisiones pueda disponer de un repositorio que le ayude a decidir. El proceso de creación de este repositorio tiene que ser colectivo y abierto a todo aquel que tenga algo que aportar.

¿Cómo me pongo yo en contacto con un Diputado para decirle que esa ley que se está diseñando tienes los problemas A, B, y C? Teoricamente hay mecanismos que lo permiten: pero en la práctica son tan complejos que se usan poco.

Más participación

No quiero poder opinar sobre todos las decisiones que un político tiene que tomar. Pero si aumentar mi participación. Pienso en micro votaciones sobre asuntos concretos o procesos de consulta exprés. ¿Qué se os ocurre a vosotros?

También quiero saber qué está pasando. Igual que me conecto a la página del banco y puedo ver las piruetas que hace mi cuenta corriente, me gustaría poder conectarme a un sitio en el que ver, en tiempo real, las leyes que se están tramitando, el estado de los proyectos, las cuentas de la administración…

No tengo tiempo ni capacidad para consultar todo, y problemente los macro-números tengan poco significado para mi, pero si están haciendo una obra en mi barrio, por ejemplo, me gustaría poder conectarme a esa web y enterarme de por qué se está haciendo esa zanja, quien es la empresa que lo está haciendo y que otros proyectos tiene con la administración, ver cuanto está costando, cuando empezó y cuanto tiempo tardará en acabarse…

Y poder opinar, claro. Poder decir que por qué están haciendo esa obra cuando resulta que hace dos meses se hizo otra zanja en el mismo sitio, poder valorar el resultado, comparar el presupuesto de esa obra con otras iniciativas en el barrio, y ver lo poco o mucho que se gastan en las cosas que a mi me interesan.

Más cercanía, más realidad

También me gustaría poder ver quienes son lo políticos que más cerca están de mi (administraciones locales), poder ver sus perfiles, y que ellos estén ogligados a contar qué están haciendo. ¿No me exige mi jefe contarle que estoy haciendo y cuando terminaré? También quiero poder hacer comentarios a su trabajo, decir, aportar mis ideas, si me parece bien o mal lo que ha hecho. Las listas electorales no las haría el jefe de turno, si no las personas votando individualmente a lo largo del tiempo a otras personas.

Y me gustaría conocer cuales son sus proyectos o ideas para el futuro, y valorarlas. Si todos o algunos valoramos los próximos puntos a abordar, se podría configurar una agenda ciudadana veradadera: los políticos trabajarían en lo que realmente preocupa a las personas y no lo que dictan sus superiores o lo que acaban obligados a hacer por presiones o mareas de distinta índole.

El acceso organizado a la información puede traer consigo transparencia, lo cual ya sería todo un primer logro.

¿Conocéis alguna iniciativa relacionada con esto que comento? ¿Tendremos algún día algo remotamente parecido a esto?