in blogs

La Bolsa pierde, ¿la banca gana?

Mis conocimientos de economía son de un rudimentario comparable a la tecnología punta que contiene una piedra (bueno, podríamos considerar que una piedra es el artefacto más tecnologicamente avanzado del planeta, pero ya me entienden. O no).

Y eso me hace plantearme cuestiones que seguro que resultarán infantiles para más de uno de los inteligentes lectores de este blog. Una de esas preguntas tiene que ver con los ataques de pánico vendedor vividos en las Bolsas ayer (hoy Europa parece más calmada) y los titulares referidos a la cantidad de miles de millones que se han perdido.

Y digo yo: cuando una acción baja es que alguien ha vendido a un precio inferior al actual, porque tiene miedo de que baje más, y quiere asegurar su dinero. Este vendedor se lleva el dinero de sus acciones, y puede que haya vendido a un precio inferior al que ha comprado, en cuyo caso habrá perdido la diferencia (aunque si compraste hace dos años, lo más seguro es que hayas ganado).

Sumando todas estas decisiones individuales tenemos que un montón de gente (y gente/empresas con mucha pasta) han vendido un montón de acciones, llevándose a sus bolsillos todo ese dinero.

Las empresas han visto reducido el dinero del que disponen para hacer otras operaciones; y un montón de gente de pronto tiene debajo de la almohada un montón de dinero – todo el que le falta a estas empresas.

Es decir, que no se ha perdido: se ha cambiado de manos. O hasta aquí yo llego a entender… a ver si alguien me ilumina.

Lo que si veo claro son las teóricas consecuencias negativas por el hecho de que una empresa tenga menos dinero con el que pueda hacer operaciones, ya que gastará menos, podrá pagar menores salarios, generará menos negocio en empresas más pequeñas, y así dando vueltas y vueltas las consecuencias puede que lleguen hasta tí y a mí. Pero esto no será ni mañana ni pasado.

Por otro lado, los beneficios de estas grandes empresas que tanto han perdido ayer son simplemente obscenos (véase Telefónica, el Santander, Inditex…) y probablemente lo sigan siendo...

Ah! Y si tienes acciones, nos vemos en este mismo post dentro de dos años. Ya verás como me puedes invitar a unas cervezas porque tus acciones valdrán más pasta.