20 Minutos: innovaciones en la navegación principal

imagen-10.png

Me parecen muy interesantes las pequeñas modificaciones progresivas que están realizando en 20 Minutos en su menú de navegación principal. Si no me equivoco, han ido ajustando etiquetas y puliendo píxeles poco a poco, y supongo que seguirán haciéndolo. Por un lado formalmente, están consiguiendo un menú muy ligero y con mucho contenido, y en cuanto a las secciones que referencian, son toda una declaración de intenciones de dónde está el periódico.

Han abandonado totalmente las secciones temáticas habituales de un periódico (¡ya era hora que alguno lo hiciese!).

En el primer submenú desplegado (el que aparece visible cuando entras en la home) destacan:

  • Videos: están creando su propio canal de tv, 20minutos.tv
  • Fotos: las galerías de fotos es una de las secciones que más audiencia da a un periódico, y es de esperar que los Videos tomen el relevo, si no lo han hecho ya
  • Blogs: empezaron con unos 10 blogs y ahora tienen más de 50, y van desde el del director del periódico hasta el de una madre reciente o uno sobre animales en adopción
  • Foros: no los frecuento, pero sus estadísticas públicas dicen que tienen 2500 usuarios registrados (lo que tampoco es tanto, es decir, que tienen espacio para crecer en este punto)
  • y para terminar Columnistas, Viñetas, Archivo, Edición impresa y Minuteca (una especie de buscador de contenidos por palabra clave)

El segundo elemento de navegación principal es “Tu Ciudad”, que despliega todas las ciudades en las que tienen presencia – desde el principio han apostado por lo local, creando ediciones específicas en un montón de ciudades, y de un tiempo a esta parte estan potenciando esto en la web, creando ediciones locales que en papel no podrían exisitir:

imagen-11.png

A continuación se centran en secciones muy rentables (en cuanto a audiencia, y supongo que por tanto en cuando a dinero):

  • Gente
  • Tele (hoy más que nunca, el medio es el masaje. Fascinante retroalimentación el que en tema estrella en un medio sea hablar de otro medio)
  • Deportes
  • Tecnología y videojuegos: si sabemos que los videojuegos es una industria más grande que la del cine, ¿por qué no reflejarlo en nuestra oferta? Es de cajón, aunque parece que a nadie se le había ocurrido – en esta sección han hecho un buscador de videojuegos, es decir, una herramienta, algo que se puede empezar a intuir como tendencia dentro de 20 Minutos.
  • Cine: además de la información que se puede esperar, han hecho una herramienta para poder buscar actores, películas, cines, ciudades… es decir, han reempaquetado para el medio una información de la que un periódico dispone en cantidad: han aceptado que no solo tienen que producir información, sino herramientas que la hagan más accesible.
  • Música: además de la información habitual, han hecho su Top 20: otro reempaquetamiento agregando noticias y videos de un artista en una lista. Y te ofrecen jerarquización, algo muy importante en un escenario de sobreabundancia de oferta. La gente ama las listas, de nuevo, hoy más que nunca.
  • Y terminan con Zona 20, Vivir Vivir y Servicios, otro desplegable de otro porrón de cosas.

Linkedin: páginas de empresa

Perfil de empresa del BBVA en Linkedin

Linkedin ha sacado del horno las páginas de empresa.

Estas páginas son un elegantísimo ejercicio de agregación: los han montado de forma automática explotando los datos que cada persona individualmente ha ido dando. Así, en el caso del BBVA, por ejemplo, se puede ver lo siguiente:

  • Los empleados de la empresa que están en Linkedin/en tu red
  • Las nuevas incorporaciones
  • Las “promociones” y cambios recientes
  • Los perfiles populares
  • Compañías relacionadas: donde trabaja la gente antes y después de estar en la empresa
  • Las empresas con las que los empleados del BBVA están más conectados
  • Las “top locations”
  • Datos demográficos: los puestos habituales, las universidades/escuelas más “usadas”, edad media de los empleados, sexo (estos datos, logicamente, no representan al total de la empresa si no al conjunto que se ha dado de alta en Linkedin)
  • Datos oficiales de la empresa (sacados de Business Week)

Post en el blog de Linkedin.

En el blog de Ross Mayfield hay interesantes comentarios al respecto (buscando he visto que también han hablado de ello Techcrunch y Mashable, webs a las que tengo el gusto de no estar suscrito en la búsqueda de mantener niveles razonables para mi salud mental. Y muchas otras).

Ejemplo de estrategia de monetización en redes sociales

netlog.com es una red social generalista con base en Bélgica y presencia en un montón de paises que dice tener más de 30 millones de usuarios registrados. Me he dado de alta para curiosear y me he cruzado con una funcionalidad curiosa: publicar cualquier contenido en tus espacios personales es gratuito, pero si quieres publicar alguno de tus contenidos en la portada general, tendrás que pasar por caja.

La moneda en Netlog son puntos. Los puedes conseguir de tres formas: enviando un SMS premium (con 1 SMS consigues 3 puntos, lo que te sirve para destacar tres elementos en portada), invitando a amigos al sistema (por cada usuario que se registre ganas 30 puntos), o apuntándote a “acciones” (en el caso de usuarios españoles, la acción consiste en apuntarte a Canalmail, con lo que pasarías a formar parte de su BD de usuarios de email marketing).

imagen-6.png

Me parece muy interesante: el usuario tiene flexibilidad para elegir qué quiere hacer, y las tres opciones son lucrativas para Netlog. La web en general me parece que está bastante bien, desde un punto de vista técnico y de experiencia de usuario, tiene lo que se supone que tiene que tener y lo ofrece de forma sencilla y elegante. No entro en el debate de la abundancia de redes sociales generalistas :)

Otro concepto que monetizan es el de Confianza:

imagen-5.png

Ganar esta confianza te cuesta otro SMS premium:

imagen-4.png

Sería interesante conocer cifras para ver si estos micropagos son relevantes. Si son 30 millones de usuarios, supongo que sí lo serán. Por lo demás, parece que el resto de su modelo de ingresos es publicidad (navegando desde España solo he visto Adwords).

Paseo de viernes (santo) – mapeando rutas con GPSies

El paseo de hoy:

Un recorrido de 9.8KM y 240 metros de desnivel acumulado (creo). Aunque he utilizado Bikemap.net para mapear el paseo, ha sido a pie. La web está muy chula: me ha resultado muy fácil y cómodo de usar (cuando he terminado de crear el paseo he visto que también tienen runmap.net, que sería más apropiado… ¡para la próxima! También tengo que pobar GPSies)

He sudido a Panoramio algunas fotos del paseo (aunque ahora no soy capaz de geoposicionar un par que he dejado sin en la carga inicial; me da error cuando intento iniciar el proceso). ¿Y no tiene Panoramio un widget para que puedas incluir el mapa con tus fotos en tu web?

Actualización: He dado de alta la ruta en GPSies. Es justo lo que llevaba buscando un tiempo (desde la semana pasada, aproximadamente). La información de altitud no concuerda ni con la dada por Bikemap ni con la realidad (todo el comienzo de la ruta es cuesta abajo durante 1 KM al menos).

GPSies es bastante flexible: te permite indicar como puedes hacer la ruta (a pie, en bici, excursión, en barco, etc), el tipo de terreno, las condiciones (buena iluminación), si corresponde a algún recorrido oficial, puedes añadir fotos/videos (subiendo ficheros o seleccionandolos de Picasa y Youtube). Y su tagline me encanta: “tracks for vagabonds”.

Mi nuevo site preferido.

Acción ciudadana: tenemos las herramientas, ¿y ahora?

Una de las mesas más estimulantes del otro día fue la de periodismo digital y acción ciudadana, moderada por Juan Varela. Juan y Gumersindo Lafuente hicieron contundentes invitaciones a que, en resumen, la gente utilice la tecnología para criticar y denunciar a los políticos que no hacen bien su trabajo. También Óscar Espiritusanto realizó una preciosa presentación sobre las herramientas que tenemos al alcance y ejemplos concretos de periodismo ciudadano que han tenido un efecto real en la sociedad.

La premisa es que la tecnología a través de Internet y los medios de publicación personal nos proporciona herramientas de denuncia de las que antes no disponíamos.

Tíscar Lara fue la última en intervenir y lanzó un jarro de agua fría que chafó la excitación que habían levantado sus compañeros de mesa. Muy bien, tenemos las herramientas, pero nadie las usa. Y llevamos años así, decía Tíscar. Y es cierto. Las herramientas están ahí pero el uso que se les dá para mejorar la sociedad es anecdótico. Los resultados tangibles de los medios ciudadanos son apenas perceptibles, y no parece que el panorama vaya a cambiar en el futuro inmediato.

¿Por qué? En mi opinión hay 4 puntos principales que provocan que los medios de publicación personal no tengan una influencia significativa en la esfera política:

  • El estado del bienestar ha fulminado nuestra capacidad crítica: Estamos en un momento socioeconómico en el que las necesidades básicas de la mayoría (siempre habrá excepciones) están más que cubiertas. Vivimos en un consumismo narcotizante que genera inactividad: puedes estudiar en la universidad, es fácil conseguir un trabajo, tienes dinero para comprarte la consola, y puedes irte de vacaciones a donde quieras. Mucha gente no necesita más. No todo el mundo se conforma, claro: hay movimientos localizados que luchan por temas concretos.
  • La sombra de los medios tradicionales sigue siendo muy alargada: es normal que reproduzcas en Internet lo que haces en la vida real. No se puede escapar de la inercia facilmente. Los medios son uno de los vasos conductores de la sociedad: los temas de las conversaciones que tenemos con nuestros amigos, familias y compañeros de oficina salen de los medios y generan un contexto necesario. Internet ha hecho realidad los micromedios mejorando la diversidad; pero seguimos muy mediatizados (y en ocasiones estos micromedios se limitan a comentar sobre lo que hablan los medios).
  • Los poderes fácticos ahí están: Hoy más que nunca los políticos son en muchos ámbitos simples ejecutores de las corrientes que impulsan los poderes económicos. No porque estén todos vendidos (que alguno habrá), sino porque desde la legalidad son más que capaces de hacer circular el dinero público en direcciones interesadas, que no siempre se corresponderán con lo ideal.
  • Falta de educación para la denuncia: blogs, YouTube, podcasts, Flickr… cualquiera puede publicar textos, videos, fotos y audio de una forma muy sencilla. Si, la tecnología está lista. Y la gente la usa. Para un montón de cosas pero no para denunciar y ejercer control. Ya sea porque prefiero gastar mi tiempo en otras cosas, porque piensas que aunque te esfuerces no conseguirás gran cosa, o porque simplemente no sabes por donde empezar. Nos falta educación para la denuncia: si bien podemos tener claro qué criticar o qué queremos cambiar, creo que no sabemos cómo hacerlo: en qué ámbitos, en qué lugares, de qué manera.

¿Cómo piensas que se podrían afrontar estas cuestiones para que haya una acción ciudadana real?

(yo tengo mi opinión, pero la dejo para el siguiente post :)