Os presento a Furilo Mini, mi blog personal

Desde hace bastantes meses, o incluso años, vengo posteando en otro blog, mini.furilo.com, hospedado en La Coctelera (por aquello de probar mi propia medicina). En ese blog, además de ir probando todas las cosas nuevas que vamos preparando, he acabado por publicar temás más personales que en este que estás leyendo.

De modo que hoy declaro oficialmente que Furilo, este Furilo que lees, lo dedicaré a los temas profesionales relacionados con el por qué y Pokies cómo de mi actividad lucrativa, y en Furilo Mini, el otro, lo dedicaré a publicar sobre todo lo demás: libros, películas, discos, canciones, paseos… y en general cualquier cosa.

De esta manera allí daré salida a muchos comentarios que a veces no terminaba de ver publicados aquí.

Con una periodicidad aleatoria haré resúmenes incompletos de lo que publico allí, pero si no te quieres perder ni pizca, tienes el rollo ese de los feeds.

El Test de la Muerte y sus resultados

Rios de bits han corrido estos últimos días relativos a la publicidad intrusiva y sobre el dichoso Test de la Muerte. Una de las conclusiones generales es que ser tan intrusivo es perjudicial para el medio y para la marca.

Pues bien, aquí estoy yo, el espíritu de la contradicción myself, para llevar la contraria, uno de mis deportes favoritos.

La campaña de El Test de la Muerte me parece tan molesta y deleznable como brillante en lo que a consecución de resultados se refiere. Estoy seguro que está teniendo un retorno absolutamente brutal y muy por encima de lo que suele ser habitual en este tipo de campañas. Y a los creadores les da exactamente igual que se perciba negativamente: la quemarán hasta donde puedan (hasta que deje de funcionar, que apuesto a que no será pronto) y luego la pueden enterrar porque es una marca creada para ser quemada.

Es una muy buena estrategia, para quien quiera dedicarse a ese negocio y no le importe hacer cosas de este tipo (personalmente, los pocos escrúpulos que me quedan me impedirían participar en algo así, pero no deja de ser un negocio como otro cualquiera…).

Respecto a los insterticiales de El Mundo, está claro que son muy molestos (aunque solo es un breve y superficial castigo por atreverte a entrar en semejante tugurio, te mereces eso y mucho más), pero creo que los resultados son buenos para todas las partes implicadas:

  • el soporte cobra caro el formato y sus usuarios lo soportan sin mucho problema, por no decir ninguno (sino que alguien me explique por qué sigue siendo el medio más visitado)
  • el anunciante obtiene retorno en forma de un CTR un orden de magnitud por encima de la media del display y muchísimo branding – no olvidemos aquello de “que hablen de mí aunque sea mal”: el que unos cuantos blogueros estemos hablando de la marca que tanto molesta también es branding (menos en mi caso, que soy el más chulo y como no quiero caer en el juego no la nombro – ¡¡que vengan a Furilo a poner insterticiales!!)
  • incluso diría que el usuario puede llegar a percibir de forma positiva, una vez que se acostumbra, el que haya este tipo de publicidad, porque considerará que es el precio que tiene que pagar, lo que mejora el posicionamiento del medio – esto no es más que una intuición, un tanto gratuita, habría que estudiarlo

Por último, y lo más importante: pensamos que todos los usuarios son igual de expertos que nosotros, y nada más lejos de la realidad: nosotros somos una élite tecnológica que nos gusta emplear nuestro tiempo en hablar de estas cosillas: el usaurio medio tiene otras prioridades y aunque nos parezca mentira, puede encontrar entretenido el Test de la Muerte o flipante un anuncio a pantalla completa con un pedazo de coche.

¿O es que el mundo no está lleno de manifestaciones multitudinarias de lo que a nosotros nos parece mal gusto y paletismo salvaje? (un estadio de futbol con 100.000 personas dentro, por ejemplo)

Tras unos meses con la idea en la cabeza, en unos días comenzamos con Las Cinco del Día, una selección de lo que consideramos lo más importante de la jornada y que, en nuestra opinión, seguirá siéndolo dentro de unos años.

Pensamos que en ocasiones los medios se extralimitan seleccionando y definiendo lo que es la actualidad: hay que llenar papeles y generar páginas vistas y muchas veces, simplemente, no pasan tantas cosas…

La actualidad es necesaria, es el pegamento de la sociedad pero pensamos que la mezcla está adulterada. Podemos estar pegados con mucha menos cantidad, y aprovechar el espacio (físico, temporal y mental) para cosas más constructivas.

Por otro lado, desarrollar como lectores el ejercicio de la objetividad también es costoso: en pocas ocasiones nos lo podemos permitir (ya sabéis, no podemos dejar de atender el Twitter por demasiado tiempo).

Con Las Cinco del Día pretendemos llevar a cabo un experimento periodístico que, entre otros:

  • cuestione la importancia que le damos a los medios: además de la actualidad que promocionan, están pasando otras cosas
  • fomente el espíritu crítico: ningún medio ostenta la verdad universal, una forma de saber realmente qué está ocurriendo es ver las diferentes interpretaciones de los hechos
  • y nos libere de “información” de la que podemos perfectamente prescindir

Uno de los criterios con los que estamos jugando y que mejor nos está sirviendo a la hora de realizar la selección en los números 0, es “las cinco noticias de hoy que tendrá sentido recordar dentro de cincuenta años“. No es perfecto, ni mucho menos, porque no todo lo que pueda servirnos hoy nos servirá dentro de ciencuenta años, pero es el menos malo de los que hemos barajado.

En cuanto al formato, cada noticia va acompañada de tres claves principales y enlaces hacia medios y blogs que tratan el tema, con sus correspondientes titulares. De momento, nada más. Será consumible por web, RSS, email, Twitter, Facebook, etc. La idea es comenzar ligeros e ir añadiendo lo que vayamos sintiendo que le sienta bien.

Será un micro-proyecto autónomo promovido por La Coctelera, y desde la home de nuestra comunidad invitaremos a que los usuarios comenten en sus blogs sobre las noticias seleccionadas. Por descontado, cualquiera podrá hacerlo también en donde quiera.

Nos vemos en unos días en lascincodeldia.es