El otro día en Newwws a raiz del debate entablado y alguna pregunta del público, espeté un rotundo “el papel por supuesto que desaparecerá”, en relación al tema de si los periódicos desaparecerán y esas historias.

¿Por qué pienso esto?

  • el hecho de que el papel desaparezca como soporte no es un tema que surja ahora: puede que la crísis nos haya hecho pensar más en ello, pero solo hay que reflexionar durante la friolera de unos 5 largos segundos para recordar que los soportes vienen y luego se van porque hay otros que los sustituyen. Todo es caduco.

    Si además nos fijamos en los últimos 500 años de historia y vemos los soportes utilizados para la transmisión de información, y no nos damos cuenta de que los que están surgiendo en los últimos 25 años suponen una diferencia abismal con todo lo anterior, apaga y vámonos.

  • Hasta ahora casi todo el periodismo digital que se ha hecho ha consistido en trasladar contenidos que tenían una forma determinada derivada de unas limitaciones físicas, a un medio donde no existen esas limitaciones: hemos cogido las noticias que escribíamos para el papel, y las hemos puesto tal cual añadiendo más fotos y algún video. Es lo que hubiésemos hecho cualquiera, pero aceptemos que es un absurdo.

    Poco a poco algunos van experimentando haciendo cosas realmente digitales o como se las prefiera llamar. Pero en el momento en el que estas nuevas narrativas (como las llama Mario Tascón) sean la norma y no la excepción, las formas tradicionales si que tendrán verdaderos problemas y consideraremos los actuales como simples anécdotas.

    Estas nuevas narrativas optimizan el proceso de informarse, nos permiten asimilar más datos en menos tiempo y de forma más precisa. Esto es lo que hay que perseguir: si el papel es el mejor soporte para conseguir esto, genial. Pero va a ser que no.

  • el papel es solo un soporte, un medio para un fin (perdón por poner las palabras medio y fin en la misma frase, no va con segundas…); el periodismo es información, formación y entretenimiento, y puede que los relacionemos demasiado porque es la costumbre y no hemos conocido otra cosa. Pero ambos conceptos pueden existir integramente el uno sin el otro.

    Al periodismo no le hace falta el papel para existir: le hace falta un modelo de negocio.

  • ¿Cuando desaparecerá el papel? Primero, yo no tengo especial inquietud en que desaparezca. Existirán muchas empresas que vivan de ello y les supondrá un problema el que ocurra (al igual que le ha pasado a los fabricantes de película fotográfica; en 10 años practicamente ha desaparecido una industria, pero ha nacido otra mucho mayor).

    Segundo, necesitamos candidatos para el relevo. Yo pongo tres encima de la mesa, dos de los cuales existen y uno tercero no: el iPhone y sus sucesivas generaciones, los lectores de eBooks como el Kindle, y un e-paper que tenga conexión a Internet y pueda reproducir video.

    Por supuesto, como todas las predicciones pretendidamente visionarias el soporte que realmente sustituirá al papel no tendrá nada que ver con estas tres cosas y la elección parecerá haber sido hecha por un humorista.

PS: El papel se convertirá en un objeto de culto. Por mi trayectoría con pasados soportes mediáticos que también iban a desaparecer, me auto profetizo mudanzas igual de intensas durante el resto de mi vida.

Fred Wilson cita a Robert Thompson, editor del Wall Street Journal, quien decía hace unas semanas que los agregadores son parásitos o la “solitaria tecnológica” en el intestino de internet.

Y continúa:

Me encantan los agregadores porque son la única manera de la que consumo contenidos actualmente. No leo el NY Times directamente, ni el Wall Street Journal, no leo ningún blog visitando su URL, y no veo videos ni escucho música directamente tampoco. Tengo un montón de agregadores que me llevan al contenido que quiero consumir. (…)

Hay tantísimo contenido en Internet que es imposible que consumamos todo lo que nos interesa. Y ninguna gran marca de medios, ya sea el Wall Street Journal o cualquier otro, no puede ni producir el 5% de mejor contenido que yo quiero consumir. Estas empresas de medios solían ser distribuidores y creadores de contenido. Pero ahora mismo ya solo son creadores, y no podrán convertirse de nuevo en distribuidores a menos que se conviertan en la “solitaria” también, en agregadores.

Ver como insultan a los mejores servicios en Internet me hace pensar que no están encaminados en la mejor dirección.

Post completo: Celebrating Aggregation

En cuanto a nuestra relación con los contenidos que consumimos, es curioso pensar en la linea que nos lleva de un periódico a un agregador, como pueda ser Menéame, Facebook, Twitter, los blogs… (los agregadores del mundo real, en contraposición a los agregadores de RSS, que yo creo que siguen siendo territorio geek), y analizar qué añaden estos agregadores para que sean nuestro punto de inicio de navegación, sustituyendo a los propios medios. Se me ocurre:

  • El dichoso filtrado social, esa promesa de juventud que no se llegó a materializar como pensábamos pero que se va imponiendo de una forma mucho más suave y menos sofisticada, pero con una densidad y fuerzas tremenda: el instinto de imitación nos lleva a fiarnos e interesarnos por aquello que le ha interesado a nuestros semejantes. Si es alguien a quien admiramos, nos interesa con mayor intensidad. Consumo sin apenas cuestionar aquello que le gusta a mis amigos.
  • La conversación: los objetos sociales del mundo real son un simple andamio que utilizamos para relacionarnos y mantener conversaciones con nuestros amigos: nos puede gustar una serie o un partido de futbol, pero lo que realmente nos gusta es hablar sobre ello con nuestros amigos.

    Con los objetos sociales digitales ocurre lo mismo, y si tenemos un sitio donde poder desplegar la conversación con nuestros amigos, mejor todavía. Facebook y Twitter hacen esto de maravilla; compara la experiencia de conversar de Facebook con la un periódico… Cuanto cambiarán las cosas el día que un medio permita crear espacios personalizados de debate teniendo en cuenta tu grafo social.

  • Las conversaciones pasivas: me siento reconfortado cuando se que estoy acompañado. Consumir una noticia en un medio está bien, pero consumir la noticia que han consumido mis amigos es aún mejor. Que alguien referencie un enlace, diga “Me gusta” o haga una valoración, es una indicación de presencia que refuerza vínculos. Esto lo hacen mucho mejor las redes sociales o los agregadores que los propios medios.

Se buscan pastores

Interesantes este artículo de Soitu. Pero no entiendo por qué no han hecho un reportaje sobre los otros pastores, me atrevería a decir pastores de verdad. Personas que nacieron hace 20 o 30 en medio del campo, sin luz, sin agua corriente, que no tenían como ir al colegio y por eso no iban. Por suerte estos puntos se han solucionado.

Pero lo que no ha cambiado hoy en día es que ser pastor implica atender a tus ovejas o tus cabras todos los días del año, sin descanso. Ordeñarlas: lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábados, domingos y festivos. Trabajar durante todo el día al aire libre, haga solecito, llueve o truene.

Tienes tu pequeña explotación y no dependes de ti mismo, de lo mucho o poco que curres: dependes de la metereología. Si no llueve, no hay pastos y te tienes que gastar el dinero en piensos. Y luego vendes un cordero por 25 euros al que llevas alimentando ni se sabe… Y a ver si se pueden hacer las cuentas cuadrar.

Por suerte, como no tienes tiempo para irte de vacaciones, no puedes gastar mucho.

Y la de cosas que no sabremos sobre estas vidas duras como pocas.

Me rio yo del estrés que nos entra en las grandes ciudades (a mi el primero, ojo).

Un artículo excepcional de Jeff Jarvis – copio y pego algunas frases:

Los periódicos van a morir. Esto es traumático para los empleados (no solo periodistas) y para los accionistas que pierden sus inversiones. (…)

Estamos sufriendo una transformación milenaria de la economía industrial hacia lo que viene después. Perturbaciones y destrucción son inevitables. (…)

Las ayudas del gobierno suponen ayudar el pasado cuando deberíamos estar invirtiendo en el futuro. (…)

Los periódicos no son víctimas del destino. Sus dueños controlaban su destino (…). Han tenido una generación para reinventarse a si mismos: 20 años desde el nacimiento de la web, 15 años desde la introducción del navegador y Craiglist y 10 años desde la creación de los blogs y Google. (…)

¿A quien se deberían dedicar las ayudas del Gobierno? ¿A los que están retrasados o a los que vienen? ¿Al New York Times o al Huffington Post? (…)

Leer completo en My testimony to Sen. Kerry

Aneesh Paul Chopra, USA CTO

Según cuenta Tim O’Reilly parece que ya se sabe el nombre del CTO de los EEUU, un nuevo puesto en la administración USA y el responsable de llevar adelante la ambiciosa agenda tecnológica de Obama.

Se trata de Aneesh Paul Chopra, el Secretario de Tecnología del Estado de Virginia. O’Reilly ilustra su post con este video de una presentación de Chopra en la conferencia sobre el estado de la red organizada por el Congressional Internet Caucus Advisory Committee, una especie de lobby non-profit para “educar” a los políticos sobre la red (¿os imagináis que en España en vez de crear hate-groups contra políticos la gente hiciese cosas constructivas?).

La presentación dura 40 minutos pero creo que merece la pena verla para comprobar la visión, el nivel, las ideas y la pasión que tiene el primer CTO de EEUU.

Uno de los políticos (o persona en la administración, porque dudo que se considere a si mismo político :) en España con un cargo de responsabilidad que entiende Internet y la tecnología como debe ser es Sebas Muriel (director de red.es; esperemos que poco a poco se vaya dando voz y presencia a otras personas que tengan visión sobre como utilizar la tecnología y las redes para mejorar la sociedad.

Actualización: Después de escribir el post estuve dándole vueltas y la verdad es que todo lo que hacen en red.es serían las tareas de un CTO del país. O sea, ¡que resulta que en España ya teníamos CTO y no nos habíamos enterado! :)