Desde Pro Bono Público convocamos el primer Desafío AbreDatos (@abredatos): un concurso para el desarrollo exprés en 48 horas de servicios tecnológicos al ciudadano basados en el uso de datos públicos. Tendrá lugar el fin de semana del 17 y 18 de abril.

Buscamos patrocinadores que pongan dinero para los premios y diseñadores que nos ayuden con la imagen y web del concurso.

También estamos empezando a construir un repositorio de fuentes de datos públicas que son o deberían ser libres y accesibles, para que sirva como inspiración a la gente a la hora de construir servicios: datospublicos.jottit.com. Ya hay un buen montón de recursos. ¿El germen de nuestro propio data.gov?

Si tienes interés por crear algo, pero te falta un programador o diseñador, permanece a la escucha: vamos a crear un espacio donde distintos perfiles se puedan encontrar para crear cosas juntos.

Mientras tanto, puedes echarle un vistazo a concursos/repositorios de aplicaciones similares en EEUU: Apps For America, NYC BigApps, DC Apps

Si quieres colaborar con la organización del desafío, pásate por la lista.

Kulturometer, investigando el presupuesto de arte en Madrid

La semana pasada estuve en la presentación en Traficantes de Sueños de Kulturometer un proyecto para investigar acerca de los presupuestos de cultura en el Ayuntamiento de Madrid. Han hecho un trabajo increible buceando en los presupuestos del ayuntamiento del 2009 (disponibles solo en PDF y en unas tablas con una organización bastante particular) para desengranar y hacer un mapa de en qué se emplea el dinero dedicado a cultura.

Su intención es continuar trabajando para seguir tirando del hilo. Ahora mismo todo su trabajo es manual, en el sentido en que recopilan en tablas datos que han sacado a mano de PDFs, y dan estructura a datos que en un PDF tienen poca. Buscan otras personas que se unan a ellos para continuar y ampliar el espectro del trabajo. Así que si te animas, ya sabes.

Todo este trabajo que están realizando es un bonito ejemplo de lo que el “open data” puede aportar: si el Ayuntamiento publicase estos datos en formatos usables (es decir: accesibles, reutilizables, exportables, remezclables) este trabajo de analisis se podría desarrollar con mucha mayor facilidad.

Este es uno de los objetivos de Pro Bono Publico, que las administraciones proporcionen sus datos en formatos accesibles, para que cualquiera pueda utilizarlos. Esta “utilización” es la que aporta transparencia, y la transparencia aportaría auto regulación de comportamientos que ahora mismo puede que sean ineficientes (por decirlo de forma educada).

Lo que más me ha gustado de Kulturometer es que es una demostración de como un grupo de ciudadanos, colaborando, pueden producir materiales de este calibre. Espero que en Pro Bono Público cuajen cosas de este estilo, además de colaborar con ellos, claro :)

PS. La segunda quedada de Pro Bono es la semana que viene: apúntate.